Posteado por: mariana50 | junio 23, 2011

En los propósitos de la Revolución encontraremos el rostro verdadero de Cuba

 

22 Junio 2011 16 Comentarios
Cubadebate

alfredo-guevara-11Encuentro con Alfredo Guevara, presidente del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, en la Facultad de Química de la Universidad de La Habana

___: bueno, yo voy a leer lo que hemos preparado así, un poco desordenado, a ver cómo queda esto.

Espacio-debate: Desde la caída de la URSS y la desintegración del modelo socialista soviético, el cual para muchos era ciencia constituida, nuestra sociedad ha experimentado, ha venido experimentado un marcado deterioro de su economía.  Esto ha generado  una crisis material y espiritual muy grande tanto en los adultos como en los más jóvenes.  Este efecto nocivo crea gran incertidumbre en todas las personas que habitan este maravilloso archipiélago ya que desde hace mucho tiempo esperan por un futuro promisorio y no acaba de llegar.  A su vez, crea un caldo de cultivo ideal para todos aquellos que desean ver la patria desmembrada, para todos aquellos que desean entregar su soberanía en bandeja de plata ante el gran show del mundo capitalista, el mismo mundo capitalista que ha esparcido en estos últimos años a varios de sus más fieles acólitos en contra, por supuesto, del proyecto social que hemos intentado promover.

Es por esa razón que la realidad cubana debe ser urgentemente cambiada por nosotros los cubanos, y en esta faena los jóvenes del país tenemos un papel protagónico, no porque lo diga alguien importante, sino porque la naturaleza hace lo suyo y nos recuerda, cada día, que la vida de un ser humano es efímera y no puede ni debe asociarse a la vida de todo un país.  Garantizar la espontaneidad del sistema social que estamos construyendo será nuestro gran reto, un sistema que no dependa de un solo individuo, un sistema transparente del cual hablemos bien no porque sea moralmente correcto, sino porque lo creamos así.

Es por todos estos motivos y otros muchos,   que hemos decidido crear un espacio-debate en la Facultad de Química de la Universidad de La Habana, al cual serán invitados intelectuales y personalidades de nuestro país para que mediante la charla amena y desenfadada con el público se logren tocar los principales aspectos que atañen la vida de la nación.  Pretende ser un espacio de tolerancia donde prime la razón sobre la fuerza y la verdad, o las verdades de cada cual, sobre la dañina apariencia de criterios unificados.

Este espacio tiene como principal objetivo movilizar el pensamiento y la acción de los jóvenes cubanos.  El único criterio que pretende mantener como inmutable  es la necesidad del cambio constante.  Nuestro modelo socialista del futuro será necesariamente distinto, distinto a como lo conciben nuestros principales líderes históricos.  Por eso. hay que matar la apatía.  Los jóvenes de estos tiempos  no pueden seguir esperando orientaciones, tienen que promover sus iniciativas aún cuando estas tengan cierto grado de incomprensión.

La creación de este espacio fue iniciativa del PDJ de nuestra Facultad, este crédito es meramente formal ya que el espacio será de todos, con lo cual plasmamos la necesidad de incorporar a todos los que se sientan revolucionarios en esta modesta y sincera iniciativa de transformación del ciudadano cubano, sobre todos, los más jóvenes.

Nuestro primer invitado no podía ser otro que el compañero militante, cineasta y Profesor Alfredo Guevara.  Eso no es una alegre coincidencia, sino que obedece al hecho de que  el Profe Alfredo lleva más de medio siglo en revolución, y es uno de los pocos revolucionarios que ha sido protagonista de los acontecimientos de la historia patria más importantes de este período.  Posee, además, una magia especial para llegar a los jóvenes, ya sea para hablarles y engancharlos con su charla maravillosa, como para escucharles atentamente, comprenderlos y ponerse en su lugar.

Cuando fuimos a citarlo para que viniera a nuestro pequeño espacio, no puso ninguna objeción, y lo que pretendía ser un breve encuentro formal se convirtió en media hora de charla totalmente instructiva.  Sus méritos y logros son numerosos, pero como Alfredo es parte de la UH, lo único que vamos a decir para presentarlo es que ante nosotros tenemos un pedazo de la historia viva de nuestro país, por lo que debemos aprovecharlo al máximo, así que no se cohíban en preguntar porque Alfredo no va a cohibirse en responderles. Es lo que tengo que decir.  Bienvenido, Profe.

Alfredo Guevara: bueno, buenas tardes de nuevo.  Gracias a todos por su presencia, ya sé que todo ha sido un poco tormentoso, también lo es para mí. Lo es para mí porque llevo un año o poco más de un año teniendo encuentros en las distintas Facultades y centros de estudio de nivel superior a voluntad propia, y también invitado, pero siempre de algún modo ofertándome, porque creo que en estos años de mi vida, después de tanto vivir y de tanto ver y hacer, es un período que quiero que esté ante todo, ligado a los jóvenes, a los jóvenes universitarios en los que tengo puesta la esperanza del futuro, y con mayor razón en los últimos tiempos, cuando siento -ya lo sentía venir- siento que tal vez vamos a encontrar el camino, el camino que nos salve de este largo período de dificultades, dificultades que no van a cesar, desde luego, porque no dependen de nosotros, pero creo que las decisiones tomadas, ya tomadas públicamente a partir de diciembre, y en medio de las cuales estamos -no veo todo lo que quisiera ver ya en el mes de marzo, pero no pierdo la esperanza-nos conducen a una situación en la cual, por fuerza, tendrán que producirse cambios profundos en la estructura, el comportamiento y los fines de nuestra propia sociedad.  Yo he dado en llamarlo desde el encuentro que tuve con los estudiantes en la Universidad Central de Santa Clara, desestatización, palabra que no ha adoptado más nadie, pero que a mí me encanta.  De todas maneras, algunos, alguien, me ha dicho: “bueno, ese es tu lenguaje y así tú te expresas”.

Yo creo que si de veras logramos desburocratizar y desestatizar la sociedad cubana -no voy a repetir las palabras de Santa Clara- si de veras lo logramos,  por fuerza, la sociedad en su conjunto tendrá otro rostro -me perdonan las r- ese otro rostro será, para mí, el de la sociedad verdadera.  Es decir, reencontraremos, no porque antes haya existido, sino porque ha existido siempre en los sueños, en los propósitos de la Revolución desde el principio, encontraremos el rostro verdadero de la sociedad que soñó la generación de la que formo parte.

Yo seré lo más breve posible en esta introducción, pero no puedo dejar de decir que desde las palabras de Fidel en el Moncada y el diseño de los objetivos que tenía que cumplir de inmediato la Revolución, no los únicos, quedó claro lo que después se hizo realidad, es decir, la alfabetización; el reencuentro de la sociedad de las ciudades, -que es la sociedad propiamente dicha- y el campo, diseminación de los campesinos.  En ese momento se produjo ese reencuentro porque la alfabetización llevó a los jóvenes, especialmente de las ciudades, a las zonas agrarias, al acercamiento a los campesinos.  Y otras decisiones y prácticas, que ya eso era un encuentro, atrajeron a los campesinos hacia las ciudades, donde por miles y miles…descubrieron a sus iguales diferentes, los citadinos.

Yo tuve la posibilidad excepcional, mi familia vivía, mis padres, en uno de los penthouse del edifico FOCSA, que como ustedes saben es cóncavo, y desde la ventana de la casa de ellos yo veía a los niños y adolescentes de las montañas que vinieron a estudiar a la capital, y descubrí  algo que como habanero no tenía claro a pesar de que conocía todo el país, y es ver al mismo tiempo., niños y adolescentes blancos, negros, mestizos e indios, es decir, como venían de las montañas orientales también, lugar que fue refugio de la población originaria de Cuba, allí se mantuvo esa estructura física racial, étnica, y ahora han pasado 50 años, creo que la mescolanza que hay en Cuba, el ajiaco que se ha armado en Cuba con las etnias, las diversas culturas y los diversos orígenes, ya borró eso.  Pero yo tuve la oportunidad excepcional de ver aquel mundo prácticamente desconocido, y que invadió La Habana.

Del trazado de aquel programa inicial siguió el seguimiento. Lentamente, pero finalmente se alcanzó el noveno grado, y hoy -repito siempre la cifra- tenemos más de un millón de universitarios, más de un millón de universitarios mal utilizados.  No el millón completo, pero una parte inmensa de esa promoción, al paralizarse el desarrollo del país, no utilizados,

Yo creo, y no quiero dejar de decirlo a grandes rasgos, yo creo que se atrasó, con la caída del falso campo socialista -ya era más que falso cuando se derrumbó, incluyendo la Unión Soviética- falso en cuanto a socialista y falso en cuanto a sociedad…, nos la pintaban con determinadas características totalmente inexistentes, y puedo asegurar que no es una especulación teórica porque lo conocí de cerca y viví de cerca el carácter de la nomenclatura de aquellos países.

Yo  recuerdo que visitaba una vez cada dos años la Unión Soviética, y una vez cada dos años la antigua Checoslovaquia para los Festivales de Moscú y de Karlovy Vary, en esas ocasiones nos reuníamos los ministros -porque esa era la categoría- los ministros del cine, y pude darme cuenta, salvo el caso del ministro de Hungría, los otros eran verdaderos farsantes, verdaderos farsantes, yo tenía que simular, pero allí se cantaba victoria como si estuviéramos venciendo a Hollywood, que no solo no lo estábamos venciendo, sino que no lo hemos vencido y no va a ser fácil de vencer, y tal vez no deba ser vencido, porque Hollywood es también…, Hollywood es dos Hollywood: la producción “b”, que es la que llena las televisiones, la que lo envenena todo y lo estupidiza todo con la complicidad de nuestros dirigentes de nuestros medios de comunicación.

Pero hay un Hollywood maravilloso de películas extraordinarias, de artistas, directores y guionistas más que progresistas, que yo puedo decirles por el tiempo que dirigí el ICAIC, que eran puros amigos, puros aliados, y que hoy desde la dirección del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano tenemos hasta la complicidad de ellos, porque no pudiendo tener a veces las películas porque los productores las niegan; los directores o alguien de la producción de las película   se  encarga de hacernos llegar las copias para la participación en el Festival, y en algunos casos, oficialmente, tenemos la presencia de las películas, a veces, tal vez ustedes no se den cuenta porque no ponemos énfasis en ello para no comprometer demasiado, pero más de una vez alguna película norteamericana de las grandes, de las que tienen significación, ha sido estrenada en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano antes de su lanzamiento internacional y aún en el territorio norteamericano. Bueno, hay después la serie “b”, esta que se encarga nuestra televisión de popularizar tanto y que yo espero que modifiquen esa política sin que pase tanto tiempo, y bueno, se acabó esta parte.

Yo creo que se dieron las condiciones en el año 90, alrededor del año 90-91, derrumbe del campo socialista, es el momento en que tenía que producirse lo que está pasando ahora.  En aquel momento nuestra dirección, que ya tenía una masa -la palabra masa es horrible- tenía un número suficiente -retiro la palabra masa- un número suficiente de graduados universitarios en especialidades, etc., de cuadros jóvenes que podían haber pasado el mando, no haber pasado el mando, tenía que haber comenzado el tránsito de nuestra generación hacia la generación joven.  Pero como ustedes saben, ese derrumbe destruyó las bases de nuestro desarrollo económico momentáneo, que no era un súper desarrollo económico, pero se sentía   que íbamos avanzando prudentemente, pero teníamos una dependencia estructural con el CAME que provocó que realmente la cúpula de la Revolución tuvo, ante todo, que buscar soluciones para la sobrevivencia.

Han pasado los años, han pasado muchas cosas, no soy yo por lo menos, -ya vendrán otras generaciones que se encargarán de pedirnos cuenta- quien voy a hacer el resumen de los errores cometidos que han sido unos cuantos, prefiero detenerme, como lo he hecho, en los puntales que se establecieron para poder dar el salto que estamos obligados a dar.

Yo debo decir que llego a esta Facultad -yo no sé si los que están aquí son todos de Química- bueno, pero hay sobre todo de Química.  Ustedes me invitaron a hablar ante los estudiantes de Química y yo acepté entusiasmado porque quiero estar en contacto con ustedes los jóvenes universitarios en dondequiera que estén, pero, realmente, ya se me pasó el susto, pero yo venía aterrado, porque hasta ahora todas mis reuniones han sido con estudiantes relacionados de un modo u otro con las Humanidades,  Y yo tengo la convicción, y quiero ver algunas cosas que quiero plantear a nuestros niveles de dirección en este campo, yo tengo la opinión de que el espíritu de las Humanidades debía estar siempre presente donde se estudie cualquier cosa, y también en el campo científico.

Como creo -yo estudié Filosofía y Letras, pero me voy a referir a la Filosofía- como creo que no hay modo…, en fin, considero unos papanatas y unos hablantines a los supuestos filósofos que no saben nada de ciencia.  Yo…, desde los griegos hasta los grandes filósofos que respeto, todos eran también científicos.  En los filósofos de la cultura clásica antigua, la época pagana, digamos, esto era explicable, porque en realidad no estaba dividido el conocimiento, el saber, en especialidades, y la sabiduría

-filósofo quiere decir: filo amor y sofía saber, amor al saber- en realidad no era especulación metafísica pura, sino que era el amor al saber, pero después, en el curso de los siglos, se han ido produciendo los niveles de especialización. Pero todos los grandes filósofos han sido grandes matemáticos, grandes físicos…

Toda la especulación del Cosmos, del papel del hombre en el Cosmos, en el Universo, ha estado ligado también al análisis matemático del Universo, a la especulación, a la reflexión alrededor de ello, y diré que en los tiempos actuales, desde hace mucho, si algo  está ligado a la filosofía, es decir, al sector del pensamiento en el que he sido formado, lo han sido, sobre todo, la biología y la física.

Llevado a sus últimas instancias, cualquier estudio en el campo de la biología o en el campo de la física, nos hace sumergirnos en los principios de la vida, en los principios del sentido de la vida, en los principios que nos hacen reflexionar sobre el papel del hombre en el mundo, en el Universo. Estas pequeñas  partículas que somos en algo que casi no logra ser concebido, que es el infinito.

Ayer por la noche, por pura casualidad, y por pura fortuna, en un programa de la televisión española, escuché una entrevista con un señor que no pude…me hice un recurso nemotécnico de acordarme de Paraguay para acordarme del apellido del señor, pero se me ha quedado nada más que Paraguay, y voy a tener que llamar a ese gran químico, un químico parece que muy conocido y muy notable, le diré Paraguay, el señor Paraguay me acuerdo que era un apellido que tenía que ver algo así.,,, de origen vasco, pero es un colombiano que también tiene nacionalidad española…

(Del público le dicen Patarrayo*).  AG: ¿Patarrayo? Dios mío. Patarrayo, bueno, es mejor decirle Paraguay que Patarrayo, pero bueno, debe ser Patarroyo. Bueno, este señor estaba siendo entrevistado y   abordó un tema que me parece muy interesante, muy, muy interesante, muy interesante para servirme de él, quiero decir, y también por la magnitud de lo que se trata.  Es un investigador de la vacuna y se proclama él químico, y eso me hizo pensar mucho en esa interrelación entre química y biología, porque aunque él estaba hablando d química, de hecho estaba hablando de biología también.  El desarrolló la tesis, o informó sobre una tesis en la que está ahí, en la práctica -él ha descubierto una fórmula de vacuna para una determinada enfermedad, de la malaria, pero es aplicable a dos o tres enfermedades-pero él  lo que quería poner  énfasis era el principio modélico.

Él explica y muestra elementos además filmados posiblemente en otra ocasión, de la descomposición de un insecto trasmisor en partes, pero cuando digo en partes no es en pedacitos, sino digo llevando la división de sus órganos, de sus diversos órganos y funciones hasta nivel molecular para estudiar cómo recomponer los anticuerpos necesarios para la lucha contra las enfermedades a partir del conocimiento profundo de cómo se produce el momento en que queda aprisionada la enfermedad en el cuerpo sobre el que actúa, el enfermo, de modo entonces de poder recomponer, pero ya aquí empieza ahora de verdad el químico, recomponer los productos necesarios para luchar contra las enfermedades.

Uno de los libros que más admiro y que recomiendo, por demás, es una novela que no se encuentra, por desgracia en nuestro país, o no sé si se llegó a ser publicada alguna vez, pero no existe ya, que es Opus Nigrum de Marguerite Yourcenard, es la biografía, la biografía no, no es una novela basada en el principio de “El alquimista”, no “El alquimista” ese que se encuentra por ahí tipo Corín Tellado, esto es una gran novela de principios…, de reflexión, de pensamiento, el alquimista aparece ante las inquisiciones como un mago, pero en realidad es el científico en el nivel de desarrollo de la ciencia de la época, que está investigando la unidad mínima de la materia, la misma reflexión en que estamos desde Demócrito.

Es decir, ahora usamos -ya los griegos la usaron- pero nos es más fácil usar la palabra átomo. Pero esa búsqueda del principio último exige lo que este Paraguay, el Profesor Paraguay -Patarroyo- empieza a analizar, y es la parte que más me interesó de la especie de conferencia-entrevista que dio, deteniéndose en el modelo para lograr llegar, modelo que en este caso también llamarle camino,.  Es el modelo, el diseño para encontrar un camino que pueda generalizarse  no a una determinada vacuna, sino a todas las vacunas, y él llega a calcular que podrá aplicarse hasta, incluso, este maleficio del siglo, que ha sido el SIDA.

Modelo.  ¿Cómo desarrollar nuestra sociedad improvisando? Cuando se fundó el ICAIC yo fui partidario y estuve de acuerdo, en seguir el principio de la improvisación porque no teníamos otro camino, y yo creo que en los primeros  años después del triunfo de la Revolución, cuando se habían perdido todos los científicos, ingenieros, en fin, la mayor cantidad concebible de los que podían servir al desarrollo del país, era necesario improvisar y había que, no había otro camino que improvisar por aquí y por allá, donde no hubiera quedado alguien verdaderamente preparado que ayudara a  diseñar proyectos. Pero si en aquel instante me sumé a ese camino imprescindible, soy partidario irrenunciable del rigor.  Sin el rigor intelectual es imposible se desarrolle algo tan complejo y laberíntico como una sociedad.

Una sociedad es un fenómeno de una complejidad, de una diversidad…, digo laberíntico porque es un camino de sorpresas permanentes y no es posible la improvisación, hemos improvisado demasiado.  Y ahora que existe este nivel de desarrollo del país no visible como bienestar, pero sin embargo, potencial por la existencia de lo que ustedes van a ser, en tanto que son estudiantes, y de lo que son este millón de universitarios y estos millones de personas preparadas.  Porque claro, si nos movemos en las calles, en las calles de la Habana, no vamos a ver casi ni instrucción, vamos a ver chusmería, pero eso no define la sociedad, la ensucia, pero no la define.  Yo creo que la define la fuerza dura que estamos preparando y que hemos preparado, y que tenemos una de las grandes tareas de la Revolución, que es aprovechar mejor la riqueza del saber que ha sembrado, y creo que esa es una tarea imprescindible que tiene que plantearse la Revolución ante todo: hacerse descansar en el saber.

Lo he dicho en otras ocasiones y no quiero dejar de repetir aquí ante ustedes, que el crimen más grande que podemos cometer es aceptar que la ignorancia se ocupe cargos, -claro, encarnada en personas-, que la ignorancia tenga poder sobre los demás.  Y hay demasiada ignorancia en nuestro Estado todavía, en nuestro Estado y organizaciones sociales, incluyendo el Partido,   hay demasiada ignorancia con poder sobre personas.  Creo que ese es un crimen de Estado, y es un crimen que tenemos que rectificar a fondo: ¡no a la ignorancia!. Para poder tener poder sobre los demás hay que tener, ante todo, verdaderos conocimientos sobre lo que se va a dirigir, y, desde luego, una formación ética.  Me detengo un momento en la formación ética y trataré de terminar para darles paso a ustedes.

Constantemente hablamos, hablan los cuadros por aquí y por allá, de crisis de valores, de abandono de determinados valores formativos,  Yo suscribo esa preocupación, Yo tengo esa preocupación, y creo que todos tenemos que tener esa preocupación y poner el mayor énfasis posible en la solución de los problemas que quedan implícitos.  Pero hay que preguntarse: el problema no es hablar sobre un tema; el problema es encontrar soluciones para ese tema.  Por supuesto, uno de los caminos es trabajar de un modo más serio la educación desde la base, decir desde la base es desde la primera enseñanza y aún desde el preescolar.

Yo le escribí a alguien en los últimos días, que cuando yo era un niño estudié en una escuela primaria privada que se llamaba Instituto Cuba, que era de la familia Castellanos-Llerena.  Tuve mucha suerte, porque esa familia había estado ligada a Martí -eran ya unos viejitos- en Nueva York, y lo había apoyado y vivían en un estado d devoción permanente.  Y los viernes, en la escuela, teníamos nosotros en la tarde…, el viernes se llamaba “Viernes patriótico”, y en la tarde se nos hablaba de José Martí, en fin…, eso impresiona a un niño pequeño de un modo tremendo.

Yo creo que en esa escuela primaria nos formamos -he perdido el hilo de otras muchas gentes que también estudiaron en esa escuela, que siendo una escuela privada tenía fama  de este carácter patriótico- estudiamos los comandantes Antonio Núñez Jiménez -bueno, ahora tengo un lapsus- otro comandante de la Revolución, en este caso de la Sierra; algunos artistas, alguna gente que después fueron artistas famosos como Orlando de la Rosa, que fue un gran compositor, etc., etc., estudiamos mi hermano Juan, fue uno de los fundadores de la Facultad de Psicología en la Universidad de La Habana, y su decano hasta su retiro y posterior muerte, y yo mismo, pero decenas más.

Lo pongo solo como un ejemplo de que cuando se empieza desde el principio,  la educación deja una huella; pero ese principio debe continuar en la primaria, debe continuar en la secundaria, una educación no solo patriótica, yo diría que una educación para la civilidad, para vivir en sociedad.

Y entonces, llegaré al final, yo creo que nuestro país, gracias a este enorme esfuerzo que hemos hecho durante 50 años, con errores, pero con algunas virtudes y esta es una de ellas, hemos llegado a ese período en que se puede considerar factible tener ciudadanos, y no solo gente que vota en las elecciones si hay elecciones, o que opina en algún lugar, que yo espero que llegue a hacérsele caso a lo que se opina, porque uno de los principios para llegar a ser ciudadano será que el Poder Popular deje de ser solamente popular y sea poder.

Yo considero que podemos esperar de los cambios propuestos, que el tejido actual, que no tiene que ser eterno, puede ser modificado y enriquecido y que debe ser modificado y enriquecido permanentemente, el tejido actual de poder popular existe, ¿y para qué existe?  Existe para decir que existe, pero…, yo no sé dónde viven cada uno de ustedes, pero estoy seguro que sus padres o ustedes mismos si tienen una participación activa en el barrio, en la demarcación, si se dirigen al delegado es porque son de un optimismo extremo, porque el pobre delegado es un pobre diablo que ha tenido el valor de aceptar la condición de delegado porque seguro que en el barrio nadie quería ser delegado y él lo acepta como una disciplina del Partido, o del Estado, o de lo que sea, porque él sabe que no sirve para nada y todos los ciudadanos saben que no sirve para nada.

Pero si nosotros reviviéramos ese tejido que realmente se intrinca por toda la sociedad, si lo reviviéramos y entonces en lugar de ser Poder Popular fuera popular y poder, yo creo que nosotros estaríamos dando un paso de primer orden hacia la democracia socialista que no puede ser de arriba abajo y de abajo a arriba en conexión directa a través de 17 mil correas de transmisión.  Las correas de trasmisión han llegado a ser, en lugar de correas de trasmisión, ya que lo invaden todo, una verdadera maleza. Es decir, una selva intrincada en que no se ha cultivado ningún terreno. Creo que estamos en el punto justo para llegar.

En estos momentos estudio con mi equipo, con un equipo de jóvenes, un personaje que quiero relanzar, que nadie conoce, pero que todo el mundo admira, que es Paul Lafargue…  Paul Lafargue es el primer socialista cubano, un santiaguero que se llevaron después a Francia que terminó siendo después el yerno de Carlos Marx, casado con Laura, y su representante en algunas de las reuniones de La Internacional, fundador del movimiento socialista en España, etc., etc., y que hemos olvidado, y que debía ser un tesoro y un ejemplo para nosotros. ¿Por qué un ejemplo?

Hay una palabra que he tenido que anotar porque cada vez que la uso resulta que se me enreda la lengua, desaceleración. Él escribió entre sus muchos escritos literarios y políticos y ensayos, etc., escribió un libro, un pequeñísimo libro que se llama “El derecho a la pereza”,  Él, en realidad no defendía el derecho a la holgazanería, sino el principio,-y en aquel momento era el siglo XIX- el momento en que todo comenzaba pero no tenía el desarrollo de hoy. El período en que las máquinas -imagínense ustedes si hubiera llegado a pensar en la digitalización- en el período de las máquinas estábamos ya, -fue iluso,  desde luego, parcialmente- estábamos ya en el albor del instante en que el hombre tendría que trabajar menos, horarios reducidos, y dedicar parte de su vida -esto es muy santiaguero y muy cubano- a la vida intelectual y a gozar, a gozar físicamente.

A mí me encanta y por eso estoy…, es decir, no voy a hacer mío  el principio aquel que se equivocaron en un lugar de Cuba, No sé cuál fue, pero para decir uno cualquiera diré Camajuaní,  no es para insultar a los camajuanisenses, pero anunciaron una participación cultural y cuando llegaron los protagonistas que tenían que  ser de esa manifestación cultural, encontraron todo el pueblo con carteles que decían: “A bailar y a gozar con la Sinfónica Nacional” , porque lo que estaba anunciado era la Sinfónica, y como no sabían qué era la Sinfónica, y lo que sí sabían era que valía la pena echar un pie, llenaron aquello de “A bailar y a gozar con la Sinfónica Nacional”.

No es que yo tome esa posición porque yo sé -estamos muy lejos de eso los cubanos- si estuviéramos en una época de amplio desarrollo en que se pudiera reducir la jornada de trabajo, la gente no iba a utilizar el tiempo libre para cultivarse intelectualmente y de paso gozar un poquitín, sino que lo iban a usar para ver la novela y para otra serie de tonteras más o menos -perdón, porque yo sé que muchos ven la novela-  más o menos embrutecedoras.

Entonces, he querido terminar esto de cultivarse intelectualmente sin dejar de gozar un poquitín, porque yo creo que es un manifiesto -las palabras de Paul Lafargue- un manifiesto que completa perfectamente el “Manifiesto Comunista”, porque no todo es luchar por la justicia y por el bien., hay que tener también un poco la Sinfónica Nacional para echar un pie. Gracias. (Aplausos).

Yo quería decirles que yo agradecería mucho -sé que me acaban ce conocer- que cualquier observación, no tiene que ser sobre las cosas que yo he dicho, pueden irse a donde quieran, que eviten las boberías. Saquen el estilete y aborden los temas, o las preguntas o las opiniones que quieran expresar porque yo también debo de aprender de ustedes.  Es decir, esto de ponerme a esta altura, aquí es donde enseñan los maestros y tienen que dirigirse a todos, pero  yo no vengo como un maestro, pero también tengo esa vocación, yo vengo también a aprender de ustedes.

____: bueno, siempre se hace un silencio ¿no?, bueno, para romper el hielo.  Yo a cada persona que veía le hacía hincapié en eso, en que por favor, el que pudiera traer una pregunta relacionada más o menos con el tema que iba a tratar Alfredo, que era más o menos el papel de los jóvenes en el proceso…, yo pegunto:¿alguna pregunta?

____: Profe, yo soy alumno de la CUJAE, 5to. año de Informática, pero me enteré del conversatorio y siempre me interesó en venir a conocerlo a usted y a oír, sobre todo, las palabras que usted dijo. Entonces, me causó una duda n las palabras de usted.  Yo escribí mi pregunta para no pecar de bobo, y entonces, se la voy a leer, dice:  Profe, yo quisiera saber, teniendo en cuenta las palabras de nuestro Presidente, cro. Raúl, y las suyas, sobre la necesidad de graduar cada vez más técnicos, y las políticas de países como por ejemplo Canadá o Alemania que ofrecen muchas prebendas a nuestros jóvenes actualmente, o sea, para el robo de cerebros, realmente irnos para allá y empezar a ganar dinero y todas esas cosas, y más que nada quisiera saber qué proyectos, o ideas, o cosas, para impedir que esas cosas, que son deleznables, pero son reales, sucedan.  Muchas gracias.

AG: Dios mío, me la has puesto difícil, ¿eh? Porque cuando…, yo no sé, porque cuando uno gana, es decir, cuando tú te gradúes, eres alumno, ¿no? cuando te gradúes, si te ofrecen un salario maravilloso, 400, 500 pesos, y pasan 10 días del mes y no has resuelto la mitad de los problemas que tienes que resolver para el mes completo, y viene -no está pasando así- y viene un señor de Canadá y te toca a la puerta y te ofrece un salario de dos mil dólares canadienses, es difícil que no te pongas a pensarlo.  La única solución es acabar de resolver los problemas de este país y de la vida cotidiana.  Cuando 500 pesos no sirven para nada…

Yo te puedo decir, yo tengo otros ingresos por mi condición de autor y porque publico fuera de Cuba, etc., pero es un caso excepcional, o distinto, pero yo gano 700 pesos mensuales.  Yo tengo, por mi edad, tengo 85 años, y por mis conceptos de la salud, yo no soy vegetariano, pero sé que lo más saludable es que una parte de la dieta sea en vegetales.  Yo quiero decirte que yo no llego a los diez días, yo no llego a los diez días, en una semana, tal y como está el agro, en una semana se me fueron los 700.  Por surte, tengo familia que tienen ingresos…, me llega dinero de fuera, pero eso es un por ciento limitado de la población.  Se calcula que el 51% de la población, de las familias, tienen algún ingreso que les llega de fuera.

Yo puedo decirte en mi experiencia no con informáticos, pero en mi afán de ampliar, de renovar la Casa del Festival, organizadora del Festival, pero no solo organizadora del Festival, sino  que durante el año organiza seminarios, Hemos hecho la Enciclopedia del  Cine Latinoamericano, que ya se terminó, pero hace muy poquito, es decir, que hay otras tareas y deben ser especialistas los que trabajen conmigo, etc., etc., gente con calificación, óyeme, para renovar, es decir, para rejuvenecer la Casa del Festival el trabajo que cuesta no tiene nombre, pero la clave es que no les puedo ofrecer un salario parcial en dólares, en divisas, en CUC, porque no hay modo, y entonces, todos los jóvenes graduados del sector audiovisual, o casi todos, sobre todo si tienen talento, tienen chance de buscarse algunas divisas.  ¿Cómo?

Se ha producido un mercado parecido al que tú estás describiendo, pero no se llevan a los cuadros, sino aprovechan que les tienen que pagar menos en el país, y vienen las compañías extranjeras, las grandes empresas, las que tú no puedes imaginar a hacer los anuncios y los spots publicitarios a  Cuba.  Entonces, en cuatro o cinco días un muchacho graduado de  audiovisuales, o que se ha destacado de algún modo con su talento en el campo audiovisual, se puede ganar 50, 100, 200, 300 CUC, que le dura para tres o cuatro meses, y después le cae otro, pero así hay veintenas, no decenas, veintenas de muchachos y muchachas que están haciendo ese trabajo en Cuba.

Como se aprovechan los países tercermundistas, nosotros no somos exactamente un país tercermundista, pero se  aprovecha el trabajo barato, porque eso lo tendrían que pagar, con lo que gastan en Cuba en el total de la filmación 5, 10 mil, 15 mil el equivalente en dólares, en sus países tienen que pagar 50, 60, 70, 100 mil, 200 mil hasta un millón cuando el producto es de alta significación.

Te dije me la has puesto difícil porque si nosotros no resolvemos nuestros problemas de verdad y rápidamente, pedirle a los jóvenes que,,, porque a lo mejor tú, o tu familia u otros a quienes les pueda llegar una oferta, tienen un vida más o menos aceptable en el centro de su familia, pero por ejemplo, yo tengo un amigo, un gran escritor, uno de nuestros grandes escritores, no voy a decir el nombre ahora,  que vive fuera, tiene SIDA y acaso pueda morir o no, es lo que más deseo, pero, ¿por qué se fue? Bueno, quiero decirles, un día estaba luchando por una permuta, y no había modo de que la lograra y que se la autorizaran, sobre todo, y un día estaba escribiendo, taca, taca, taca, ta, en su casa, y de buenas a primeras estaba en la casa del vecino, en los bajos, porque se hundió el piso y por suerte no se lastimó seriamente, y no pasó mucho tiempo y se fue para España, donde es famoso como escritor, no es un enemigo de la Revolución, pero Dios mío, depende también de cómo vive y de cómo pueda soportar la situación, es decir, son muchos factores.

Pero no le echemos la culpa a los canadienses solamente, tienen una parte de la responsabilidad, no le echemos la culpa, a lo mejor, a la debilidad política del que se va.  Aceptemos, 33, 33 y 33%, y el Estado cubano, la sociedad cubana tiene que resolver el problema, son urgentes, hay que resolver los problemas con urgencia.  Y yo, a esta edad, me siento responsable de todo lo que ha pasado en Cuba, lo malo y lo bueno, me digo: todas mis esperanzas, la verdad, están en que la desestatización y la desburocratización de la sociedad cubana, conduzca a una sociedad en que la creatividad de las personas se desencadene y sea tomada en cuenta seriamente.

Hay una  experiencia, perdónenme que yo me extienda en esto -pero yo me extiendo en todo- hay una experiencia tremenda, que no estamos copiando al 100%, aunque hay muchos elemento ya probados. Viet Nam hizo esto y despegó.  Es decir, Viet Nam tiene ochenta y tantos millones de habitantes, y en Viet Nam -cómo pudiera decirse- se rompieron las barreras que estamos tratando de romper -hay muchas más- que estamos tratando de romper, y se produjo una explosión del capital interno, es decir, no de capital de inversión externa, sino del capital interno.  Nosotros necesitamos la inversión externa también, y también ellos, pero el golpe inicial lo dio una explosión de la riqueza propia.

Cuando en los primeros discursos de Raúl enmarcó lo que sabíamos hasta cierto punto los capitalinos, los citadinos,  que el campo estaba lleno de marabú y que las tierras estaban abandonadas, y que no había producción pudiendo haberla, y se abrió este…, ahí estamos triunfando sin que todavía sea lo que debemos producir, pero en el campo, es decir, la revolución agraria, esa se está produciendo, ahora, la revolución de desestatización está muy lenta.  Yo creo que tenemos que transformar la sociedad, o si no, seremos presa del robo de cerebros inevitablemente.

____: bueno, yo soy Profesor de la Facultad de Química específicamente…

AG: habla despacio, porque eres Profesor, pero oye, si le hablas así a los alumnos…

____: no, la pregunta tiene relación, por eso me adelanté a la otra persona que iba a preguntar, porque tiene relación con esto que estamos tratando, y es más bien que en la Facultad de Química se ha dado este fenómeno con mucho auge, sobre todo después de los años 90, que muchos Profesores van al extranjero, por supuesto para fomentar su superación, y se terminan quedando allá precisamente por las facilidades que tienen económicamente en esos países.

Entonces, precisamente ahora con el proceso de los Lineamientos, uno de los puntos que yo tuve en la Facultad de los Lineamientos, fue si se podía considerar la posibilidad de que muchos de esos Profesionales que nosotros hemos graduado en nuestro país en años anteriores y que actualmente se encuentran en esos países diseminados, muchos en Europa, muchos también en Canadá fundamentalmente, la posibilidad de que el Gobierno contemple, dado el hecho de que muchas de esas personas se fueron por razones económicas, no por razones políticas, me parece que es así, fomentar el intercambio y, vamos a decir, tratar de atraer a esas personas de nuevo a que construyan, a que hagan en su propio país, o sea, si esa posibilidad es posible, si usted conoce que eso se haga en otros países y la posibilidad d implementarlo en Cuba, ¿qué usted cree acerca de eso?

AG: estoy convencido, no quiere decir que tenga el poder de aplicarlo, estoy convencido de que será necesario tener una política de acercamiento que, desde luego, tendrá que ser evaluativa, ¿no? depende no solo de la voluntad del que se fue y se quedó, del que se quedó yéndose, y de nosotros mismos, hay que evaluar si ese aporte es sincero, si  es limpio, no vaya a ser que sea un enemigo encubierto.  Pero sin horrores de esos…, sin vivir en el pánico, yo creo que hay que trabajar porque eso se produzca.  Eso lo hizo China.  China ha hecho lo imposible porque todo el talento que se fue y se formó, y esto incluye las universidades e institutos superiores norteamericanos regrese o aporte su saber.

Estas cosas han pasado en la historia también, muchos científicos que andaban por el mundo, los americanos, en un momento dado, y no solo los americanos, el movimiento progresista mundial, jugó un papel de aglutinarlos, acercó a científicos que estaban por aquí y por allá en la lucha antifascista, para crear la bomba atómica, el análisis del átomo. La mayor parte de los científicos que trabajaron no eran americanos, y la mayor parte de los grandes productores, de los productores del cine norteamericano, del Hollywood antifascista, eran europeos.  Esa es una experiencia personal que puedo decir.  El primer Hollywood era pura fanfarria, y el segundo Hollywood es el Hollywood que se nutre de todo el antifascismo.

Es decir, yo creo que tenemos que llegar a aceptar la circulación de los científicos, y de los humanistas, y de todos…, por el mundo, porque, entre otras cosas, el mundo no hay quien pueda evitar que sea uno.  El problema que tenemos los revolucionarios y los intelectuales que yo llamaré lúcidos, es decir, los intelectuales de vanguardia, es luchar porque aceptemos todos que el mundo hoy día es uno, y que no olvidemos que ningún intelectual, científico o de las artes, que tiene que ser diverso, y que nuestra gran tarea en un mundo unificado es luchar porque se conserve la diversidad, porque se respete la diversidad de las culturas, la diversidad de los caminos de la investigación.

Hoy día, por ejemplo -bueno, tú eres de Química- hoy día la química está ligada también a otras ciencias en las cuales los elementos de la química juegan un papel.  Hoy día, por ejemplo, la Medicina tradicional está siendo re-estudiada.  No está muy lejos en mi vida, por ejemplo, lo que mis padres y mis abuelos, cómo curaban las enfermedades.  Teníamos una tradición en Cuba del uso de las plantas que hoy día está olvidado por completo, y hoy día hay herbolarios por ahí, Eusebio Leal  es uno que cultiva mucho que esto se desarrolle, pero lo cierto es…

Por ejemplo, en mi casa, de niño, yo recuerdo que había, y en mi casa actual yo me ocupé que esté, jazmín de cinco hojas, y yo veo que cuando nosotros tenemos la verja abierta vienen las viejitas del barrio, las ancianitas, a recoger las hojitas del jazmín porque eso las ayuda sus nervios, a dormir, etc.,etc., pero no hay un joven al que se le ocurra, no, ese sale para el hospital a ver al psiquiatra, al psicólogo, a que le den no sé qué cosa, y a comprar no sé qué medicamento de esos que calma los nervios.  Sí, es así, tenemos que abrirnos a un mundo globalizado, irreductiblemente globalizado, y entonces desarrollar en nosotros ese otro combate por aceptar la diversidad en todos los terrenos.

____:yo también soy Profesor de la Facultad de Química, y mi pregunta ya salta un poco y va vinculada a cómo crear un socialismo nuevo, porque llevamos 50 años improvisando, como usted dice, y realmente nosotros notamos que tiene deficiencias, que tiene bastantes problemas.  Entonces, nosotros en particular le invitamos a usted, lo invitamos porque sabemos que es un visionario, que tiene ideas, que no tiene miedo a este tipo de preguntas, y yo en particular quiero hacer una pregunta de cómo usted ve que se  deba construir en realidad el socialismo porque, en particular, yo noto que la forma en que se emplea el obrero en este sistema enajenado en su trabajo, es prácticamente igual que en un sistema capitalista.  En un sistema capitalista hay un señor capitalista que se apropia del trabajo y le da al obrero, al trabajador, un salario; aquí lo hace el Estado; el Estado se apropia del trabajo de ese trabajador y le da un salario. En consecuencia, yo no noto grandes diferencias, y para mí, construir el socialismo sería entregarle o acercarle la ganancia del trabajo al trabajador.  O sea, un poco cuál es su idea de cómo debe construirse, porque no sé, me parece…, me parece que es un poco en lo que debemos pensar para ir planificando un mejor sistema.

AG:  yo creo que si estuviéramos en una sociedad en que se hubiera ya desestatizado y desburocratizado el Estado, es decir, el Estado fuera desmembrado -yo soy partidario del Estado, pero no de este Estado- yo creo que el Estado es un instrumento del conjunto de la sociedad en este período…, bueno, a mí me revienta mucho someterme a aquellos con quienes he tenido que discutir algunas veces, pero bien, es el período de transición, de transición a qué, yo no sé, porque yo no sé qué es el comunismo, la verdad.  Y por eso yo me río de los grandes estudiosos de la transición encuba porque yo creo que es la transición del disparate, es la transición del disparate hacia una sociedad socialista.  Yo el socialismo sí lo veo, lo entiendo, creo., mejor dicho, que el socialismo es posible.  El comunismo alguien me tendrá que explicar, pero explicar…, bueno, no me toca, me voy a morir antes, los dejo a ustedes atrás del comunismo, pero, el socialismo, tal vez.

Entonces, lo que tú dices está válido, o lo considero válido para la situación que tenemos, porque ¿quién decomisa el trabajo del obrero? La burocracia y el disparate, y lo peor no es que lo use para sí, sino que lo dilapida por ineficiencia, pero en buena ley el Estado, si fuera el que pueda que llegue a ser, no  explota, no es explotación, no explota al obrero, toma una parte de la ganancia para redistribuirla en servicios sociales si los servicios sociales se mantienen y se…, ¿cómo pudiera decir? Y se hacen más eficientes.  De todas maneras, que existan los servicios sociales tales como existen dependerá de los impuestos en buena parte, si quieres llámale impuesto, ahora vamos a llamarle impuesto la parte que se impone al cuentapropista, pero de todas maneras se trata de un aporte social el que después se redistribuye.

Yo creo que tu preocupación es justa y la calificación que has dado es justa en tanto que se dilapida, porque mientras todo lo administre una burocracia disparatada e ineficiente, pues es válido lo que dices, pero no es lo que yo creo que podemos llegar a ser rápidamente si nos lanzamos de verdad en este proyecto. Y entonces esa óptica tendrá que cambiar.

Este proyecto, lanzado por la cúpula actual y materializado como programa en las intervenciones de Raúl, -yo aprecio más y creo que son más claras las intervenciones de Raúl que los Lineamientos, especialmente la intervención del día 26, ¿no? en la Asamblea.  Yo creo que si esto lo llevamos a cabo de verdad, tendremos otro tipo de Estado, es decir, la desburocratización y la desestatización dejará al Estado ocupándose de regular -el aparato estatal que tiene que resultar de las elecciones y del Poder Popular- lo tendremos para servir de árbitro a través de los aparatos de justicia formal y jurídicamente fundamentados, no a través de la voluntad de personas, y será reducido.

Yo no creo que se trate de odiar el Estado en este período de la historia nuestra ni de rechazar el Estado, se trata de darle la fisonomía que realmente debía de tener, y no esto, es que el Estado es todo, el bodeguero de la esquina es el Estado, el bodeguero, ese que te roba un poco de los productos y te los vende por atrás; y el de la panadería, que se roban la harina y entonces el pan no sirve para nada, etc., etc.  Eso es el Estado, pues que no sea el Estado, que sean privados,  que sean privados y más nada, y que se ocupe…, ese sí, cuando esté administrando la panadería puedes tener la seguridad que no hay quien le robe un saco de harina, porque bueno, se tendría que robar a sí mismo.  Entonces, de eso se trata, de destruir este aparataje descomunal que ha decomisado la sociedad, el problema es que ha decomisado la sociedad.

___: buenas tardes, mi nombre es Michel, soy Profesor también de la Facultad de Química…

AG: oye, ¿pero nada más que van a hablar los Profesores? Que hable el Profesor, pero que hable algún alumno.

Profesor: mi pregunta va encaminada sobre algo que viene sucediendo y que es que la dirección del país ha pensado, o está en el slogan ahora, que el futuro va a ser d los jóvenes los que van a dirigir el país, una cosa lógica, sin embargo, en la actualidad sigue habiendo una brecha bien grande generacional entre los actuales dirigentes que, en mi opinión casi todos tienen por encima de 50 años, y los actuales jóvenes que en un futuro son los que van a dirigir nuestro país, ¿hasta cuándo se va a decir que la dirección del país va a estar en manos de los jóvenes, si los jóvenes todavía no tenemos en la mano la dirección y todavía no se vislumbra en la sociedad un dirigente joven que sea capaz de arrastrar a toda esa masa joven.  Desgraciadamente, los que han surgido en los últimos tiempos, de una forma u otra se han corrompido, entonces yo digo ¿hasta qué punto la dirección del país debe de confiar en los jóvenes si de una forma u otra se van a corromper, entonces un poco que está a la deriva, veo que no se toma la dirección concreta ni se traza un lineamiento, por decirlo de alguna manera, que es lo otro que está en el boom, en cuanto a la dirección del país.

Por otra parte, quiero hacer énfasis en lo que usted dijo en cuanto al Poder Popular.  El Poder Popular actualmente necesita más poder y ser menos popular…

AG. Las dos cosas, las dos cosas…

Profesor:  Sí, pero más poder en ese sentido, eso lo veo con la nueva creación de la provincia Artemisa, por ejemplo, que veo actualmente, no llega a tres meses, y lo cuentapropistas hacen y deshacen lo que ellos quieren y ni el Poder Popular ni el Partido toma acciones para beneficiar al pueblo. Entonces, ¿hasta qué punto es el Poder Popular, tenemos al Partido que representa a ese pueblo, qué hace por ese pueblo y le da una respuesta al pueblo?

AG: yo quisiera decirte que de lo último que hablaste no sé ni papa, qué te puedo decir yo de las nuevas provincias ni nada de eso.  No sé, no sé, libérame de esa respuesta porque es un problema muy puntual y no sé nada de eso. Es decir, sé que hay abuso por todas partes, y creo que cuando ha habido tanto abuso siempre y tanta arbitrariedad, pues sigue un poco y habrá que irla ajustando.  De todas maneras, yo creo que ninguna de esas cosas que pueden estar pasando deben llevarnos a condenar el cuentapropismo, bueno, la palabra cuentapropista es ya una palabra extrañita ella que induce a no tener mucha simpatía.  En España le llaman -a mí me gusta mucho más la palabra- autónomos, y es verdad que son autónomos, es decir, que trabajan por cuenta propia pero también corren riesgos por cuenta propia, y eso hay que respetarlo, y yo creo que es conveniente, en defensa de esta modalidad, recordar que -lo he hecho en otras ocasiones, pero hace tiempo que no uso el argumento- que en el estudio  de Carlos Marx, que es de los estudios de Carlos Marx y no de los que están después hechos en el segundo tomo de “El capital” a partir de sus notas, es directamente y revisado por él, los estudios de los modos de producción pre capitalistas está el artesanato, y el artesanato no es más que esto, porque los artesanos no son solo los que hacen muñequitas de trapo, ¿eh?, esos son menos artesanos.  Un buen panadero es un artesano, un buen dulcero es un artesano, y la diferencia competitiva entre dos artesanos es de ese tipo.

En un mismo barrio o en una misma cuadra, o a dos cuadras, es la calidad y, además, el gusto del cliente que le gusta más este sabor de un chef de cocina en un pequeño restaurant en una cuadra que el de la otra cuadra, o la especialidad del otro.  Todos esos son artesanos.  Y no solo Marx reconocía que esa era la forma de producción pre capitalista, no es el capitalismo, el capitalismo llega con la producción en serie y la conversión por lo tanto de la mercancía en un fetiche con una valoración sobredimensionada, y entonces la justificación de la producción por el bien que va a producir,  que es verdad que lo produce, pero se olvida entonces que se roba el trabajo del productor que, además, ya es un trabajo sin personalidad.  Por eso, yo hablo que estamos desencadenando la creatividad, porque un chef de cocina que trabaja mejor que otro chef de cocina a tres cuadras, por la competencia a ganar  los clientes, es un creador, es un creador.  Bueno, un gran pintor es un creador, pero un chef de cocina es un creador; y un ebanista que trabaja mejor la madera que otro, es un creador, etc., etc.

Pero es un principio marxista, lo que era la negación del marxismo era perseguir la creación individual, y resulta que el chef de cocina era casi un delincuente; y el pintor, que gana muchísimo más probablemente si se ha logrado imponer, ese no es un delincuente. No, no, no, tenemos que pensar más y poner las cosas en su lugar.

Tú hablas de las generaciones, bueno, figúrate, yo soy de la primera generación, así que vete al demonio (risas).  Pero yo creo que ha sido bueno -puedo equivocarme, pero yo te voy a dar una opinión- yo creo que ha sido bueno, afortunado para la historia de Cuba, que los restos -ya somos restos, somos sobrevivientes- que los sobrevivientes de la primera generación -yo tomo las responsabilidades que no tengo, porque no tengo ningún cargo ahora, ni lo quiero- que sean sobrevivientes de la primera generación los que estén proponiendo esta transformación de la sociedad.

Yo creo que ha sido bueno -tiene sus partes negativas- pero que ha sido bueno que esta colección de señores ancianos -tú has sido muy bueno diciendo 60 años, todos estamos por encima delos 70, y algunos por encima de los 80- haya tomado esta iniciativa. Sería terrible que esta generación no lo hubiera hecho, sería terrible para nosotros, para la historia.  Pero yo creo que ha llegado otra vez el momento -yo dije que se perdió una oportunidad- yo creo que ha llegado el momento y que son ustedes…, yo creo que a partir del Congreso del Partido que es dentro de 15 días, o 20 días, y de la Conferencia, que es ¿cuando?, en octubre ¿no?, pero ¿está marcada para octubre? ¿no te acuerdas?, y de la Conferencia que yo creo que está marcada para octubre, empezarán a producirse los cambios en esa dirección.  Yo creo que es imprescindible, además, sería una locura no hacerlo, porque es que nos vamos a morir…, vamos a ir cayendo como… no sé, no quiero hacer comparaciones feas, pero vamos a ir cayendo sin parar en los próximos años.  ¿qué puede durar quien tiene 80 años? Diez más si acaso, cinco años, además, algunos de nuestra generación, no se dice públicamente porque…, están ya fuera de circulación mental.(risas)

Entonces, no sé, empecé por decirte vete al demonio porque imagínate, estoy de por medio, pero yo creo que ha llegado el momento, y que tiene que llegar el momento ineludiblemente, ineludiblemente, ya lo marca la biología.

____.bueno, buenas tardes, mi nombre es Jorge González Arocha, soy Profesor adiestrado de la Facultad de Filosofía, Historia, Sociología.  Yo lo he escuchado en otras conferencias, en otros espacios, que usted ha hecho referencia  a…, por lo general, al tema de la libertad, específicamente a un pensador francés, a Jean Paul Sartre, el tema de la libertad en Sartre.  Para nosotros aquí en la Facultad el existencialismo francés, el tema de la libertad, es un tema fascinante, sobre todo por los momentos en que estamos viviendo  ¿no?, a estudiar ese pensamiento y tratar de develar dentro del pensamiento existencialista francés, y bueno, de manera general, todo ese ambiente cultural de los 60, desentrañar claves que nos ayuden a entender la realidad actual.

Escuchándolo recordaba unas palabras de usted, en Aula Magna, creo que  fue en el 2005, en coloquio por el centenario del nacimiento de4 Sartre, en la usted hacía referencia a una entrevista que había concedido Sartre durante el mayo francés, en la que él esboza la definición de la libertad del intelectual, o sea, él lo lleva al ámbito específico del intelectual, pero el intelectual, pero el intelectual como aquel sujeto que está inmerso entre dos aguas, entre las aguas del compromiso, pero las aguas de la crítica, entre el compromiso y la crítica, o sea, no se puede ver como aquella persona comprometida absolutamente con un sistema o  con un grupo de normas y reglas sociales o políticas, o solamente como un personaje ultracrítico de su realidad.

Mi pregunta va dirigida precisamente a eso, a la crítica y al compromiso, pero sobre todo en el aspecto de la crítica en la Cuba actual y visto desde la juventud de nosotros los jóvenes, sobre todo, teniendo en cuenta los cambios, perdón, no me gusta llamarle cambios, me gusta más hablar de movimiento porque hablar de cambio implica un nivel de conciencia a nivel de la sociedad civil, que no me parece que todavía en Cuba esté…, o sea, no me parece que lo hay en Cuba actualmente, me parece más bien que son movimientos económicos y tímidamente políticos

Teniendo en cuenta esto quisiera, según su opinión, hasta qué punto en la Cuba actual y desde la juventud se puede ejercer un derecho a la crítica, teniendo en cuenta también que enfrente de nosotros tenemos una burocracia, como ya se ha hablado aquí; tenemos un diseño del sistema que actualmente incentiva la….-el término es un poco duro, pero bueno- la estupidización de la juventud, la estupidización de la sociedad, que auspicia la banalidad, no me parece que tenga que poner ejemplos de telenovelas, ya usted hablaba de telenovelas en la conferencia, no sé, dentro del arte, en todos los aspectos.  O sea, hay una serie de condiciones que de alguna manera están condicionando la falta de crítica pero, al mismo tiempo, la crítica que hay está condicionando que no se escuche, entonces, me gustaría escuchar su opinión al respecto, o sea: el tema de la crítica, el tema de la juventud y qué podemos hacer nosotros los jóvenes para romper ese círculo de contradicciones en el que estamos inmersos.

AG: mira, yo soy alguien que ha dicho más de una vez que jamás seré el que recomiende contenerse, pero claro, me sale muy cómodo porque me he pasado la vida enfrentando todo lo humano y lo divino, no me he callado nunca, pero tengo una situación privilegiada porque estoy desde el primer día en el combate, no hay desfallecimiento  jamás, y entonces es muy difícil golpearme a fondo.  También diré con toda franqueza que creo que Fidel se encargó  de cuidarme, porque he tenido, salvo en un caso, me he pasado los primeros 50 años de enfrentamiento con las direcciones ideológicas del Partido, y salvo en una ocasión, en las discusiones de los Congresos, me he enfrentado a las tesis a fondo, porque he sido siempre muy disciplinado y lo he hecho como he debido de hacerlo, internamente, y solo ahora en los libros míos, ya ha pasado el tiempo, he ido publicando las tesis que sostuve y que defendí, y que bueno, no vayas a creer que no he sido golpeado, he sido golpeado, pero no knock out, entonces, decirte a ti lo que tengo ganas de decirte: cojines y más cojines, hay que jugársela.

Ahora, si eres un estudiante y estás pensando en el intelectual, en la crítica y en el compromiso, hay que jugársela desde la inteligencia y no desde la torpeza, hay que saber jugársela.  No hay que jugársela para ser derrotado.  Esto es como el ajedrez, tienes que saber cuándo y cómo está tu jugada y tu participación.

Tú partiste recordando mi conferencia inaugural del coloquio sobre Sartre, del Aula Magna, hace no sé cuántos años.  Pero, ¿sabes? Hay alguien que me interesa más, Gramsci, estudia a Gramsci y estudia mucho a Gramsci, y vas a encontrar -recuerda, además, que muchas de estas reflexiones fueron hechas desde la cárcel- su reflexión sobre el intelectual orgánico.  Hay que estar tan inmerso, tan intrincadamente metido en la sociedad en el curso de la historia, en la lucha política del momento, como para librar la batalla por el derecho a la crítica -que es un derecho-, para ejercerlo para la eficacia.  Si la crítica la hicieses -estoy hablando con él más que con ustedes, pero yo creo que es aplicable a todos- si la crítica la hicieses solo para darte gusto o para destacarte, es una tontera y no merece  respeto. Pero si la crítica la haces desde el corazón de la sociedad y para mejorarla, yo creo que nadie te va a poder golpear, y cada vez menos.

Cuando  yo hablo de la desaparición progresiva, no va  a pasar en un día, pero mientras más luchemos más rápido será, del aparato burocrático estatal, no solo de que el Estado esté en todas partes, sino especialmente aparato burocrático estatal, se acercará más ese momento,  pero, ¿sabes una cosa? Voy a decir algo que tal vez a alguien no le guste del todo, tiene que desaparecer también el aparato burocrático partidario.  Por ejemplo, yo no voy a hablar del Partido porque es mejor esperar al Congreso y la Conferencia, etc., cosas que van a pasar en los próximos meses. Hay que desburocratizarlo todo,

Pero me voy a referir a una pequeña experiencia que tengo con la Juventud, no voy a decir nombres, pero, ¿cómo es posible que cada vez que yo llamo por teléfono a determinados cuadros siempre estén en una reunión?  Una reunión a las ocho de la mañana, una a las diez, una a las once y media, otra a las cuatro y treinta, otra a las cinco y no sé cuánto, y así todo el día.  ¿Y a qué hora piensan, y a qué hora estudian, y a qué hora hacen contacto con los otros jóvenes?  Es imposible. Pero eso es en todos los aparatos, no es que haya que librar una lucha contra el reunionismo, es que hay que realizar una lucha por la interrelación con la vida real.  Yo sé de una persona respetable, además, una persona, un alto dirigente de la organización juvenil -ni aunque sea, ¿cómo le llaman al lugar ese adonde llevan a los asesinos, ¿cómo se llama…?

Del público le dicen Villa Marista.

AG: si me llevan para Villa Marista no voy a dar el nombre de la persona, pero resulta que una persona que dirige no sabía las cosas que estaban pasando en la calle entre los jóvenes, se enteró en una reunión,  oye, pero ¿qué es esto?  No, hay que estar loco, ¿no?  yo creo que lo primero que hay que preguntarse es qué cosa es la Juventud Comunista, qué cosa es el Partido, qué cosa debían ser las organizaciones sociales, incluso la dirección de la CTC, para poner tres cosas fundamentales.  Esa es la vanguardia, y los que forman parte de ella deben ser lo mejor.

___: buenas tardes, mi nombre es Omar González…,

AG: ¿cómo te llamas?

Omar González.

AG: Auxilio (risas)

Estudio francés en la Facultad de Lenguas Extranjeras. Ahorita, cuando usted hablaba de la ética y la moral, usted hablaba que considera que hoy en día en Cuba hay, finalmente, ciudadanos, personas con la conciencia para que el Poder Popular sea poder. A mi eso me ha sorprendido mucho que usted diga eso, porque según mi experiencia, en la sociedad en la que yo vivo, yo veo que hay muchos problemas económicos. Hay muchos problemas políticos, están los enemigos del país, todas esas cosas, pero hay un gran problema interno del país que es la conciencia de la gente precisamente.  Yo veo que la gente ha crecido en un sistema de educación que fomenta el fraude prácticamente, que hace que cuando esas personas se gradúan y empiezan a trabajar, roben en su trabajo, y la mayoría de las personas lo hacen, lamentablemente, por cuestiones económicas propias, financieras, y por la educación que han tenido. Veo que hay mucha hipocresía en la sociedad en general y mucha apatía de la que usted habló también mucha apatía, entonces, me ha chocado que usted hable de que finalmente tenemos ciudadanos ¿usted podría decirme qué usted cree, que tenemos finalmente ciudadanos?

AG:  no, yo estoy de acuerdo contigo lo que yo creo es que se han ido creando condiciones que ayuda ,pero solo como potencialidad, a que se desencadene la condición de ciudadano, para ello hay que resolver toda esta serie de problemas que estamos planteando, y que el proyecto que está encabezando Raúl de verdad llegue   a triunfar.  Yo creo que ninguno puede levantar la mano, declararse libre de pecado, si dice que no ha participado en alguna acción ilegal.  Robar es otra cosa, pero ya el robo directo ¿no?  pero, es que todo es ilegal, entonces, si todo es ilegal, como sobrevive alguien, entonces lo calificamos de un modo o de otro, pero yo te digo lo siguiente; yo he podido evitar ciertas cosas, hoy, no siempre, pero cuando yo estaba más joven, , ya era anciano, pero más joven quiero decir diez años menos, al doblar de mi casa estaba la escuela de  mis nietos, entonces, en esa época -todavía está lejos esto para ti- pero los abuelos son más quisquillosos que los padres, y entonces cuando iban para la escuela, que era al doblar, yo me levantaba a las 7 de la mañana y me paraba en la puerta hasta que entraban en la escuela.

Bueno, pero a las 7 de la mañana empezaban a pasar por la puerta de mi casa señoras y señores con unos maletones grandísimos que vendían pollo refrigerado envueltos en celofán igual que la shopping, cajas con fresas que hacía siglos que yo no veía, en fin, las cosas más inusitadas, toda clase de productos, y  bueno, yo no necesitaba comprar esas cosas y momentáneamente, pero  hubo momentos en que le metí mano, porque quien tiene dos nietos, yo te coy a decir, el pollo no lo tenía que  comprar, paro la caja de fresas…, era algo extraordinario eso de ver una caja de fresas.  Bueno, ¿quién tiene las manos limpias en eso, quién no aprovechó el mercado, quién no aprovechó la bolsa negra, quién no participó en la bolsa negra?  Eso es imposible, porque si hemos estado diciendo que con salarios elevados no alcanza ni para una semana, la primera pregunta me hizo decir esas cosas que no es nada más que reconocer la realidad, cómo vamos a hablar ahora…

No, yo no he hablado así, yo no he dicho que estamos en condiciones ya de crear el ciudadano, pero un país con una instrucción tan elevada, instrucción, no cultura; y cuando hay cultura acaso no hay refinamiento.  Hace falta la cultura y el refinamiento de la cultura.  Yo creo que hemos recorrido un largo camino, y un salto en ese largo camino, si lo damos realmente y yo tengo la esperanza de que se dé, y nos puede llevar al momento en que podamos fundar al ciudadano.  Eso es lo que he tratado de decir, tal vez no fui lo suficientemente claro.

No es que crea que ya estamos ante el ciudadano, estamos ante una crisis, si superamos la crisis, y tal vez la superemos, entonces es que se dará eso que es hasta ahora un sueño.

¿Querías decir algo?  él no quedó satisfecho, ni yo quiero que quede satisfecho, sino quiero una aproximación.

____: ya usted contestó la parte   que usted piensa que estamos en el momento de la posibilidad de que se pueda tener el ciudadano, pero ya que usted me dice que no quedé satisfecho, qué usted piensa, una persona como usted que ha dedicado tanto tiempo a pensar sobre el tema, cómo usted cree que se podría solucionar la crisis de valores.

AG: con una movilización real, de toda la sociedad, pero de toda la sociedad que ejerce poder. Ahora, yo no puedo decirte cosas que no conozco en que las que trato de participar, es decir, yo tengo pendiente en mi plan de vida de las próximas semanas, acercarme a los ministros de Educación primaria, por suerte me oyen, y de Educación Superior, alrededor de este tema, es decir, cómo trabajar por rescatar valores porque con discursos no se puede.  Yo, por ejemplo acabo de saber -pero ya esto es entrar en detalles prácticos de la vida cubana,- acabo de saber que dos directores del ministerio de Educación Superior que hicieron declaraciones, y yo tengo los textos de las declaraciones, en que hablan de la necesidad de dirigir las vocaciones e impulsar la formación de técnicos medios, y bueno, a pesar de que -el otro era de educación primaria- y cómo la tendencia era que todos los que querían ser técnicos medio era para graduarse y pasar a carreras universitarias, y el dato que daban era que un millón de universitarios, pero 120 mil o algo así, déficit en carreras de alta urgencia como por ejemplo, los técnicos agrícolas.

Yo estoy de acuerdo y creo que hay que hacer se esfuerzo, pero yo quiera dirigirme a ellos y estuvimos planeando ayer hablar con ellos directamente -tú dirás, bueno, y este a santo de qué se mete en todo- bueno pues me meto en todo y se acabó, para plantearles que cómo pueden reducir, bueno, pero marcaban muy bien como un gran acto quitarles el recargamiento en asignaturas humanísticas para concentrarlos en…, bueno, pero es que lo humanístico es la formación de valores, es la formación de valores, y ese es el gran problema. No se puede subestimar tampoco en Química, ni en Física, ni en nada, hay que estudiar una serie de elementos humanísticos que ayudan, que contribuyen a inquietar al ser humano sobre su propio destino en el mundo, que eso es la humanística realmente, no es el humanitarismo.  Yo por ejemplo, al compañero que me habló de la libertad, y la relaciono con esto…

Yo he estado estudiando en estos días, buscándole tiempo al tiempo, una forma de decir la palabra libertad que es como se maneja entre los filósofos católicos, el libre arbitrio, es lo mismo.  Cuando lo buscas en las distinta acepciones desde los orígenes del uso de la palabra, una es puramente teológica, pero la otra parte es la palabra  libertad propiamente dicha.  Y estaba estudiando la relación de cercanía y lejanía entre Pascal y San Agustín alrededor del libre arbitrio.  Muy interesante porque es como se va formando la idea de  libertad.

Un misterio, por ejemplo -estoy ya como si estuviera en clase y esto no es una clase, pero bueno, ya me lancé y lo voy a decir.  Por ejemplo, una de las cosas más interesantes que se pueden ver es cómo llegaron las ideas de libertad,  las primeras idas de libertad a América, y llegaron a través de “El quijote”, y de “El quijote” que trae por detrás ideas erasmianas, porque el maestro de Cervantes era un erasmiano, y aunque Cervantes nunca se declaró erasmiano, pero…, y entonces vemos en estos casos cómo las ideas se cuelan por aquí y por allá. Si no hacemos pensar a los jóvenes en primaria, incluso cuando los estamos formando como obreros, porque ¿quiénes son las primeras estructuras obreras? Se forman en la historia, en las pirámides, construyendo las pirámides, y en nuestro país en la esclavitud, entonces está ligado a la idea de libertad. ¿Qué cosa es un esclavo? Es un obrero, un obrero sin salario, entonces, hay que educarlos por todas partes, hay que darles cultura.

Sin cultura real, nosotros no restableceremos…todos esos discursos sobre los valores y todo eso se queda nada más que en discursos.

____: yo soy Alejandro Hernández, Profesor adiestrado de la  Facultad de Filosofía y tengo esta inquietud.  Yo soy capaz de entender de que a partir de  la entrada en el CAME aproximadamente (aquí hay una parte de la grabación que salta y no se entiende)… quizás poco profundas del marxismo que tenía mucho que ver con el marxismo soviético, el marxismo leninista, y eso tiene una diferencia muy fuerte (vuelve a saltar) y hay una diferencia muy fuerte con lo que sería el marxismo de la escuela de Franckfort, etc.  Ahora, lo que yo no entiendo es no solo después de haber caído el campo socialista, sino (vuelve a saltar)… que como habíamos dicho se impone una mirada crítica constructiva, pero se impone una mirada crítica, o se diluye lo que quiera que sea que hayamos logrado, yo lo que no entiende cómo conceptos como lo político-ideológicamente correcto son conceptos anclados a esa concepción de marxismo-leninismo proveniente o que bebe mucho dela influencia soviética del marxismo-leninismo, yo no entiendo cómo esos conceptos a la luz de estos días empiezan a revitalizarse y empiezan a ganar una fuerza que a mime parece totalmente desatinada con los tiempos que corren, y más si quedamos en que el problema es hacer pensar, y el problema es construir una cultura que no solo instruya lo ideológica y políticamente correcto, no es sino un marco disciplinario que impone límites muy serios con respecto a lo que debería ser nuestra tarea primera, y desde los espacios que tienen que ver con las instituciones educacionales, eso ahora, como decía un Profesor de Química, está en el boom de nuevo.  Realmente me cuesta trabajo entender cómo es posible y si tiene alguna funcionalidad y si usted tiene alguna idea sobre la funcionalidad que trae, o que tiene, si la pudiera compartir conmigo se lo agradecería.

AG: yo daría cualquier cosa,  y además lo haré aunque tú no me ayudes, por venir a la Escuela de Historia y Filosofía, que es donde estás, ¿no?…

____:sí.

AG: … a discutir este tema, porque es un gran tema.  Yo te aseguro que en lo más alto de la cúpula del poder hoy día,  no priman ideas dogmáticas, pero durante años tuvimos una escuela formal de marxismo-leninismo en la que se estudiaba el marxismo como marxismo-leninismo, es decir, como catecismo estalinista, de un modo oficial.

Muchos cuadros han sido formados así.  Algunos cuadros, y algunos en posiciones importantes todavía, estudiaron en la Unión Soviética en escuelas marcadas por el manual que ha destruido maravillosamente bien un libro que no ha circulado suficientemente, que es los “Apuntes críticos a la economía política”, del Che, no sé si lo conoces bien ese libro, en que hace el análisis de fondo del Manual de la Academia de Ciencias de la URSS, que en realidad era la construcción de una nueva teoría falsamente marxista del marxismo-leninismo, esa imbricación, no porque haya falsedad en el pensamiento leninista, que en algunos casos es un aporte importante al pensamiento político y de análisis a la evolución del capitalismo y del poder imperial, pero que otras veces son posiciones puntuales ante situaciones muy concretas del desarrollo del primer país que intentó construir el socialismo.

Por cierto, mientras vivió Lenin hubo polémica abierta en el Partido soviético, y solo, no solo, más bien cuando enfermó, empezó a debilitarse aquello.  No hay que olvidarse que muere Lenin ¿en el 23, verdad?…

____: A principios del 24.

AG: el 24, que muere Lenin, pero la -entonces el último texto es en el 23- en el 23 es el último texto de Lenin. Muere Lenin, no se aplican las líneas de sucesión que él dejó más  o menos marcadas como reflexión inquieto por los peligros de…etc., etc. Pero que a Lenin no lo sustituye Stalin, como aparentemente, por desconocimiento se suele decir, los sustituye una troika, y lentamente también, porque esas son las luchas por el poder, Stalin va destruyendo a los que podían ser obstáculo al poder absoluto, hasta que lo logra, es decir, que hay ahí un período de transición, pero al  final, cuando él se queda con el poder absoluto, él construye una filosofía, una filosofía que se imbrica por aquí y por allá con el marxismo; por aquí y por allá con el leninismo, pero que es una filosofía estalinista dirigida a consolidar el poder absoluto, porque Stalin tal vez no haya sido tan monstruo como la historia lo va a dejar marcado, sino que tal vez sea una mezcla de nacionalismo y poder, porque si haces una comparación  en el curso histórico de dos momentos de la Rusia, encontrarás una similitud absoluta entre Stalin  e Iván el Terrible.

Serguei Eisenstein, el gran cineasta fundador casi del lenguaje cinematográfico, por la vía de sus reflexiones sobre el montaje y sobre la forma, hizo la película “Iván el Terrible” y fue censurada porque Stalin estaba retratado en “Iván el Terrible”, es decir, Stalin terminó siendo -me perdonan que me extienda un poquito porque voy  a relacionarlo con Cuba, estoy nada más que comenzando, pero no voy a ser largo-   Stalin terminó siendo el gran defensor del proyecto milenario, anterior a la Unión Soviética, de la Rusia, y no olviden que en la reunión de Yalta, Stalin decidió quedarse con todos los países del entorno naturalmente, es decir bajo la influencia soviética, pero con los países eslavos.

Lenin había dicho en algún momento que no había peor rusófilo, es decir, nacionalista, que los que no eran de la misma nación, porque Stalin era georgiano.  Lo dijo Lenin así, y dijo Lenin también otra cosa -no es lo que yo diga que lo que dijo es válido, es un participante, es un protagonista y esclarece muchas cosas-dijo que el socialismo triunfante -antes de triunfar- que el socialismo triunfante en Rusia sería una barrera a la extensión de la barbarie oriental. Stalin era la barbarie oriental.

No se podrá comprender jamás, ni siquiera la historia de la Revolución cubana de los primeros tiempos, y no se podrán comprender, no empezará a entrar alguna luz sobre algunos errores, y entre ellos la educación que dieron las Escuelas de Instrucción Revolucionaria durante mucho tiempo -tiene una nueva dirección la Escuela de Instrucción Revolucionaria, confío en que se modifiquen algunas cosas, todavía no lo sé- sin estudiar y comprender la Internacional.

El viejo Partido Socialista Popular era un partido bajo la influencia de la Internacional, y la Internacional llegó a ser secretamente, silenciosamente, oscuramente, asesinatos de por medio, dominada por Stalin.  Y ese viejo Partido lleno de gente buena, de inmensa, de maravillosa calidad, algunos, actuando de buena fe, fue estalinista y formó cuadros estalinistas que formaron parte de nuestra dirección y que ocuparon altos cargos en nuestra vida política.

Yo creo que no es el tiempo -tal vez me lo diga alguien, en fin, no sé- no es el tiempo de dedicar nuestra fuerza a escarbar, pero los investigadores tienen que trabajar y la historia no se puede quedar en la oscuridad tampoco.  Y los que estamos en -yo me siento Profesor todavía, yo he sido Profesor de esta Universidad- los que tenemos esta vocación tenemos que ayudar a que los jóvenes conozcan estas cosas dado que hemos estudiado los problemas y que hemos buscado la documentación que avala lo que afirmamos, tenemos que trasmitírselos a ustedes como lo he hecho muchas veces, o lo he hecho algunas veces.  Hay que trasmitir esto, y hay que decirle a los investigadores: no entenderéis nada sin estudiar la Internacional, porque la Internacional era el Partido Comunista Internacional, es decir, se acabó la nación, es internacional, se condenaba el nacionalismo, la nación como nacionalismo. Habían muchos errores que hay que hay que revisar, ¿eh?, y por eso hay oscuridad sobre muchas cosas.

Hemos tenido dos pensadores en América Latina: uno que no duró mucho, que fue Julio Antonio Mella, nuestro, pero que vivió intensamente todo esto en los poquísimos cinco años en que lo hizo todo, porque fue miembro del Partido Comunista cubano, fue separado del Partido Comunista cubano; fue a México, centro de la Internacional para América Latina, la región; fue miembro del Partido Comunista mexicano, trabajó con la Internacional, formó todo el grupo de lucha de apoyo a Sandino, etc., etc., etc., la Liga Antiimperialista de las Américas, la organización.., e intentó, como Fidel, una expedición contra la opinión de la Internacional y del Partido Comunista mexicano, para invadir Cuba y tumbar a Machado.  ¿Dónde está la información sobre eso? ¿Donde está la información sobre Paul Lafargue quien hablé hace un ratico? ¿Por qué?

Yo en este momento estoy tratando de entender, cada vez lo entiendo mejor, por qué Paul Lafargue, casado con la hija de Marx, primer diputado elegido en el Parlamento francés, un cubano, ¿por qué no sabemos nada de Paul Lafargue?  Ah, porque había líneas ideológicas que el viejo Partido se puso una correíta para hacer silencio.  Tenemos que estudiar esas cosas, porque eso nos permitirá…

Raúl dice: hemos cometido errores, ¿por qué los hemos cometido, cuáles son esos errores, quiénes tuvieron la responsabilidad de esos errores? ¿Quién sabe de ustedes -saben que hubo discusiones, tal vez- de las discusiones profundas sobre los caminos de la dirección económica entre el Che y Carlos Rafael, las dos líneas? ¿Diré yo ahora que tuvo toda la razón el Che?  No lo creo.  ¿Diré que tuvo toda la razón Carlos Rafael?  No, ah, pero había una discusión sobre los caminos de la economía.  Y el Che tuvo una escuela de cuadros, formadora de cuadros gerenciales, ¿qué gerente de cualquier empresa, de cualquier entidad, de cualquier ministerio tiene formación gerencial?  Por eso, yo digo que no hay derecho a que un ignorante la vida de otros.  La vida puede ser…,  no digo de sus subalternos solamente, sino de los resultados de su trabajo.

¿Por qué hay escaseces, es todo por lo que sabemos? No, también por lo que no sabemos.  Porque yo acabo de llegar, hace tres semanas estuve en Santiago de Cuba. Mi jefe de despacho me encontró en INTERNET un  blog de esos que se llama “Clonemos a Expósito”-Expósito es el nuevo dirigente de allí que también estuvo en Bayamo y todo lo arregló en Bayamo- y Santiago de Cuba es una maravilla, salvo el transporte, que no está resuelto, todo está limpio, todo está… ¿tú vas ahora, no?, todo está limpio, no hay nada derrumbándose, no hay una colilla en las aceras, no hay un papelito en las aceras. ¿Cómo los que no…? Óyeme, porque la última vez que yo estuve en Santiago era una asquerosidad. ¿Cómo se volvió todo el mundo civil para no tirar colillas ni papelitos? Es el ejemplo, tú, es la dignidad, es recuperar la dignidad.  Será difícil por todo lo que ha pasado, pero ya está en Santiago de Cuba.

Pero no he dicho todo, vas por la calle y paras en un lugar y te puedes comer un pan con bistec, en pesos cubanos; pero caminas dos cuadras y te puedes comer un pan con lechón, en pesos cubanos; pero la siguiente cuadra te puedes comer un plato de camarones, en pesos cubanos; y en la siguiente cuadra o en la misma, te puedes comer una langosta, en pesos cubanos; y todo es en pesos cubanos, y yo digo, bueno ¿y por qué? Ah, clonemos a Expósito, buena solución la del blog, pero yo diría otra cosa mejor, o más crítica, para acompañarte a ti, ¿y por qué Expósito? ¿por qué diablos tiene  que ser una sola persona en la que podamos confiar para que se resuelvan las cosas? No, clonemos un método de trabajo, y ese método de trabajo es una entrega de verdad, honesta y limpia, porque él está en todo.  Puede que la vida se le acorte, es un hombre joven todavía.

A mi Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, naturalmente más que sensible a todo lo que pasa en Bayamo, cuando Expósito estuvo en Bayamo, me dijo: “Alfredo, aquello es como si estuviéramos en otro país” me describió lo que yo estoy describiendo de Santiago de Cuba.

Yo tuve miedo de que me estuvieran tomando el pelo, pero yo tuve que ir con mi médico y con mi hijo, porque como ven, no tengo muchas facilidades físicas, y les dije: escápense y díganme  si todo esto que yo veo por ahí es real cuando yo no estoy. Era real, es mágico.  Y ¿por qué?  Yo se que La Habana tiene 2 millones 200 mil habitantes y está invadida por la inmigración interna, pero bien, será más difícil, pero habrá que clonar  un método, y ¿cómo era, el Patarrayo ese, o el Paraguay?, lo primero es el método, el diseño, el rigor en el  diseño, en el método. (Aplausos)

____: bueno Profe, muchísimas gracias,  nunca pensé que lo pudiéramos tener aquí con nosotros, espero que no sea la única vez, por lo que dije que pretendemos crear este espacio, no es crearlo, es mantenerlo, que es lo más terrible de todo.  Y en algún otro momento, cuando haya un poco más de audiencia, cuando haya electricidad, cuando todo esté OK, a nosotros nos gustaría invitarlo nuevamente porque es muy enriquecedor hablar con usted. Le hemos traído un pequeño presente  muy modesto en nombre de las personas que hemos organizado esto, esta charla….

 

*Se trata del Dr. Manuel Elkin Patarroyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: