Posteado por: mariana50 | junio 20, 2011

Cuba: la USAID propone millones para infiltrarse entre los menores de edad

JEAN-GUY ALLARD

 

 Después de diez semanas de negociaciones con el senador John Kerry y su staff, que le “congeló” su programa de subversión y desestabilización en Cuba, la USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU.) se siente suficientemente segura de una pronta solución para anunciar nuevos subsidios a futuros proyectos de injerencia en materia de comunicaciones, en particular entre los menores de edad.

 

 La ultraderechista Freedom House prefirió devolver 1,7 millones de dólares para no responder por la corrupción y el derroche de los fondos. Lo revela el sitio web Cuba Money Project, del periodista norteamericano Tracey Eaton, un excorresponsal de un diario tejano en La Habana que investiga de manera detallada de qué forma el gobierno estadounidense derrocha en Cuba en actividades ocultas e ilegales, decenas de millones de dólares del contribuyente.

 

Los nuevos proyectos para los cuales se solicitan propuestas a contratistas son fundamentalmente destinados a una pretendida “expansión” del uso de los medios de comunicación social en Cuba, el aumento del acceso a la información que al Departamento de Estado le conviene difundir, más distribución de laptops e impulsar su concepto de “libertad de expresión” entre los jóvenes, en particular en el grupo de edad que va de 12 a 18 años.

 

Este presupuesto incluye seis millones de dólares para programas destinados “a aumentar la libertad de expresión” entre los jóvenes de 12 a 18; seis millones para “ampliar el uso de Internet” hacia usos ilícitos, y “aumentar el acceso a la información” (y a la desinformación). Radio y TV Martí, así como su casa matriz, la Voz de América, permiten apreciar el tipo de material “informativo” que el Departamento de Estado valora.

 

Otros nueve millones de dólares están destinados a apoyar a los “grupos de vecinos, cooperativas, clubes deportivos, grupos religiosos y otras organizaciones de la sociedad civil” que consentirían en convertirse en socios de la Sección de Intereses Norteamericanos, la representación diplomática USA en Cuba, con todos los riesgos que esto comporta, según lo precisan los propios funcionarios de la agencia yanki. El dinero se distribuirá en los próximos años como parte de un plan radical y ambicioso que hace hincapié en “las actividades en la Isla,” precisa Eaton en la presentación del material. Las solicitudes de subvenciones deben ser entregadas antes del 18 de julio, lo que deja poco tiempo y oportunidad a los principiantes. SE BUSCAN HUÉRFANOS E HIJOS DE FAMILAS ROTAS Uno de los proyectos, con seis millones de presupuesto, debe lograr que jóvenes en Cuba, menores de edad, “experimenten la libertad de expresión en los espacios sociales organizados fuera de la autoridad estatal”. Tan sencillo.

 

Las actividades del programa, precisa la propuesta, deben “fomentar la participación de las poblaciones marginadas y vulnerables, que son los negros y mulatos, y los jóvenes rurales del centro de la ciudad, los jóvenes con discapacidad, los huérfanos y jóvenes en situación de riesgo (de familias rotas y familias monoparentales)”. El programa debe ser concebido “en particular, para las edades de la juventud cubana 12-18”, y debe “desarrollar las habilidades sociales y de liderazgo necesarias para convertirse en líderes efectivos en sus comunidades”. Quien ha visto la serie de la televisión cubana Las Razones de Cuba ya entiende el concepto que EE.UU. usa no solo en Cuba sino en varios países que se niegan a arrodillarse ante sus intereses.

 

La USAID precisa que “da la bienvenida a las propuestas que explican con claridad cómo se usarán “espacios físicos” llamados independientes, es decir, “que no están controlados por el Gobierno”. OPERACIONES POLÍTICAS “CLANDESTINAS” Por otro lado, el citado sitio web recuerda que el Miami Herald informó el 10 de junio que la organización ultraderechista Freedom House devolvió 1,7 millones de dólares en fondos de la USAID para no tener que contestar a las preguntas de los funcionarios acerca del uso de este dinero. Phil Peters, un experto en Cuba del Lexington Institute, organismo de investigación radicado en Arlington, Virginia, admitió a Eaton que es inusual para las organizaciones devolver algún dinero al gobierno federal. Por cierto, es asombroso que un contratista diga al gobierno que no está dispuesto a explicar exactamente cómo se utiliza un dinero, y deja claro que el modus operandi consiste en enviar a la gente clandestinamente a Cuba.

 

Peters dijo que es “ciertamente comprensible” que Freedom House esté “preocupada” por las personas que vincula a su programa Cuba. “Pero si da un paso atrás” hasta devolver el dinero, dijo, esta decisión del grupo “realmente refuerza” la convicción de que lleva a cabo “operaciones políticas”. Freedom House no respondió a una solicitud de información complementaria de Eaton con relación a su decisión de devolver el dinero. Según los observadores, los 20 millones de la USAID serán pronto descongelados después de un arreglo con Kerry que reducirá el montó a 15 millones. “De toda forma, se gastarán los otros cinco por otra vía”, comenta un conocedor del tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: