Posteado por: mariana50 | marzo 24, 2011

Las razones de Yoani Sánchez

Yoani Sánchez, a modo de provocación, agradece en su blog por la supuesta promoción que le ha hecho la TV cubana con el capítulo dedicado a la Ciberguerra dentro del serial Razones de Cuba.

Yo, por mi parte, agradezco a ese mismo espacio la confirmación de cuánto ha mentido siempre esta filóloga de casi 40 años, incluso desde la propia presentación de su blog cuando, queriendo vender gato por liebre, afirma que esa bitácora no es para hablar de política.

“Es un Blog inspirado en gente como yo…” precisa en la portada. Justo después de transmitido el capítulo “Ciberguerra”, queda bien claro quiénes son las gentes como ella. No se trata precisamente de aquellos cuyos nombres empiezan o contienen la letra Y, sino de esos que, como ella, aparecen grabados entrando a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en Cuba (la SINA),o dialogando con agentes de la CIA.

No, las razones de la Sánchez Cordero distan medio millón de dólares, perdón, de kilómetros, de ser las de una “callada y enclenque mujercita, que vive en el piso catorce” dispuesta a recoger los avatares de esta Isla mediante el ejercicio de un genuino periodismo ciudadano. Esos sí que son los móviles de cientos de blogueros cubanos, empeñados en testimoniar desde la pluralidad nuestro presente, con sus luces y sombras, no como asegura Fernando Ravsberg “para defender la revolución a capa y espada.”

Si por capa y espada este corresponsal de la BBC en Cuba entiende una ceguera de avestruz, que solo quiere ver logros, nos subestima y denigra; ah, pero si la capa y espada aludidas son sinónimo de impedir que voces como la de Yoani Sánchez clamen para Cuba por un capitalismo sui géneris, o insten a una noche de cuchillos largos (“Gente esperando, con el palo o la navaja bajo la cama para un día poder usarlos”) en fraticida, imperdonable convocatoria, entonces Ravsberg está en lo cierto.

Al comentar sobre Yoani y la blogosfera que habla sobre Cuba, este corresponsal, incurriendo en el maniqueísmo de colorear en blanco y negro, resulta que acierta cuando la califica como “espacio copado por los militantes de una u otra causa.” Porque sí, todos somos militantes de una causa, querámoslo o no, incluso aquellos que se dedican a comentar de cremas de belleza o polimitas. El preclaro Aristóteles lo apuntó hace muchos siglos: el hombre es, por naturaleza, un animal político.

Pero en esa inevitable vocación política, a diferencia de las razones que impulsan a la autora de Generación Y, quien solo ha decidido desde siempre ver solo manchas, tendenciosa, ácida como limón, no somos pocos los blogueros que nos proponemos ejercitar ese periodismo ciudadano, ético en sus esencias, donde tienen cabida lo mismo los desaguisados que los aciertos que nos tropezamos en nuestro microcosmos, sin pretender generalizar, buscar tendencias de país a partir de las vivencias en un par de cuadras de Nuevo Vedado, por una salida al mercado agropecuario, o con solo asomarnos al balcón. Vamos, que tal postura, cual serpiente que se muerde la cola, se topa con la de quienes solo saben de apologías.

Como aval del blog de Yoani alguien apunta en el suyo: “Escribe bien, con lógica e ingenio”, Vargas Llosa también lo hace, y muchísimo mejor que ella, para colmar de injurias a este país nuestro. Sin dudas, el mejor certificado de la militancia de Yoani Sánchez se lo expidió el propio Barack Obama cuando, respondiéndole una entrevista a esta “enclenque mujercita” escribió: “Tu blog ofrece al mundo una ventana particular a las realidades de la vida cotidiana en Cuba. Es revelador que el Internet les haya ofrecido a ti y a otros valientes blogueros cubanos con un medio tan libre de expresión, y aplaudo estos esfuerzos colectivos para apoderar a sus compatriotas para expresarse a través de la tecnología. El gobierno y el pueblo estadounidense nos unimos a todos ustedes en anticipación del día que todos los cubanos puedan expresarse libre y públicamente sin miedo ni represalias.”

Quizás porque Yoani está bien conciente de lo muy “particular” de esa ventana que ofrece al mundo, es que decidió evadir la entrevista que por estos días le pidió Ravsberg, excusándose con estar afónica. No le alcanzaría la voz para pedirle perdón a los niños cubanos que hizo llorar en Santa Clara cuando les tendió una trampa diciéndoles que les explicaría sobre Internet y los puso en agonía hablándoles mal de su Patria; no le alcanzaría la voz para explicar a los familiares de las más de 70 víctimas de la voladura del avión su afirmación de que Luis Posada Carriles “es un tema político que no interesa a la gente. Es una cortina de humo“.

No, a Yoani Sánchez no le alcanza la voz para explicar a este pueblo sus razones.

 

Fuente: Blog de Vladia

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 87 seguidores

%d personas les gusta esto: