Posteado por: mariana50 | marzo 23, 2011

El mejor amigo del hombre en Cuba

Opinión de una turista :

“Bueno solo queria contaros algo que me impresiono y para bien.
He vuelto de Cuba hace unos dias, y queria dejar constancia aqui en el foro de mi opinion y lo que yo vivi estando alli.  los animales estan la mayoria en la calle, pero para sorprenderme mas a mi y a mi pareja, alli nadie trata mal a ningun animal, sino al contrario, los tratan con mucho cariño a todos.
Entran en los restaurantes o bares y nadie les mira mal o les propina una patada o un mal gesto como seria costumbre por aqui… alli al contrario su filosofia es, como bien me dijo un cubano, la siguiente: ” Ellos no tienen la culpa de haber nacido perros o gatos o lo que sean, igual que yo tampoco la de ser humano, y por ello aqui nos tratamos por igual” y que razon tiene ese hombre madre de dios. La gente los alimenta,  y si sufren algun percance, la gente aun teniendo poco se brinda a acogerlos y curarlos. Se que no toda es cierto, pero caminando por alli y lo que nos contaban asi era la gran mayoria.

Gracias por leerme¡”

 

Opinión de una cubana:

Amarilys Batista – 9 de Septiembre del 2009 20:29:07 CDT

“Estoy en Venezuela en Misión educativa.Al ver el comentario de mi hija Celia Yaima Garcés, les envío esta crónica de un perro que convivió con nosotros en toda la década dura del período especial. Fue gracias a mi hija que hubo perro en la casa.Ahora con cariño, recuerdo a Mirringuita una bella perrita negra que casi habla con la mirada y a su hijo Dandy, un perrón grande y juguetón.Los dos son parte de la familia, pero fuera de la casa. Felicidades a esas dos guantanameras que hacen del amor oficio. Pocholo debió ser hijo de Perdigueros, llegó a la casa con una quemadura en el lomo casi curada, allá por 1999. El primer día le di leche para adaptarlo, después comió tanto fongo y tan poco hueso que aún no sé como resistió. Fue el más fiel, escogió de amo al niño y cuando se ponía en dos patas le doblaba el tamaño. Era temido por delincuentes y maleantes. No entendía de desconocidos, nadie podía franquear su espacio, tampoco él pasaba al interior de la casa sin autorización. Un día de hambre mientras comía, fui a echarle más y me mordió. Le di una pela soberana al estilo de mis abuelos. Después cuando yo llegaba con la comida se apartaba de su plato, me miraba y hasta que no le decía ¡come!, él no comenzaba. Fue nuestro guardián del Período Especial, el que mejor cuidó la casa, el que alegró a los niños, el que me permitió dormir sin miedo en la ausencia de mi esposo. Pocholo fue el Platero de nuestra vida, el grande y fuerte, el más querido, el más educado, el que más hambre pasó sin emitir una queja.”

Termina la entrevista y paga lo que debes

Amores de perros

 

Este asunto de cortejar a la dama cansa…

A mi también me gusta la brisa en el Malecón habanero

Tengo calor

El  frío no me gusta

perritos 

Pillo y Chocolate perritos muy populares por la zona de la Habana vieja.

No me tiren tanta foto y abran la botellita

Cuando termine la guardia, quiero un buen hueso…

Siempre se encuentra algo…

Malú que pasó…

Nosotros somos un equipo

Conmigo no hay gato encerrao, en la Aduana

Fotos:  Tomadas de la Red

 

Artículos  relacionados:

Dos ambientalistas de la provincia de Guantánamo han contribuido a la rehabilitación de más de cien caninos, muchos de los cuales hubieran terminado en el olvido o la muerte

 Perros misterios de la vida

Twitter: vida de perros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: