Posteado por: mariana50 | enero 2, 2011

Fin de año 2010 a la cubana

Cuba: Minutos antes del 2011

Publicado el enero 1, 2011 por Yohandry Fontana

Entre brindis, masitas y parabienes, este 31 de diciembre fui “el viajero inmóvil”, al decir de Lezama.

Sin moverme de la casa y solo gracias a Graham Bell, el inventor del teléfono, pude armar un interesantísimo mosaico de cómo los cubanos esperamos este 2011, acostumbrándose a la luz del primer día y a llevar en su lomo 12 pesadas páginas, que lentamente, entre venturas y desventuras, irán cayendo.

Supe que en Pina, un pobladito casi perdido en el mapa de Ciego de Ávila, la familia de los Hernández-Puig se la pasó jugando al dominó en el patio, al lado de una lata humeante llena de tamales; mientras que, cientos de kilómetros al oeste, el matancero doctor Bermúdez no pudo enterarse del minuto exacto en que el 2010 nos abandonó, atareado como estaba el médico en traer a la vida una beba de 8 libras “a quien le pondrán batica azul para sacarla del hospital, me dijo, porque según la Letra del Año, Yemayá acompaña a Ogún en su gobierno.”

A mi amigo el guantanamero casi no pude entenderlo al otro lado de la línea, tantos debían haber sido los litros de cerveza Mayabe y Ron Santiago compartidos por varias familias de la cuadra que se reunieron en el parquecito, como me contó medio tartamudo y feliz, “porque sí, porque estamos vivos, Yohandry,  porque no hay mayor regalo que saber que después de hoy está el mañana en la esquina”, afirmó.

Fui yo quien llamó a la viejita Concha; estaba solita, había cenado espaguetis con croquetas, y andaba esperando que le entrara sueño para irse a la cama. Dice que, total, le daba lo mismo que hoy fuera 32 de diciembre que 1ro. de enero. No esperaba nada. Ni odio ni pena, ni tristeza, ni nada, percibí en su voz al comentar que su hijo y su nieto, radicados en Canadá desde hace 10 años, ni siquiera le habían hecho una llamadita para saber si seguía viva.

Mientras Concha aguardaba la llegada del sueño, los vecinos de al lado lo espantaban a golpe de reguettón y Bucanero. Esos sí que tiraron la casa por la ventana, animados por la llegada de los parientes de Miami, acompañados por tantas maletas y cajas que parecían haber traído desde el cubo para bañarse hasta el arbolito de navidad con guirnaldas y todo.

Casi todas las personas con quienes hablé, y sumaron más de una decena, de muy distintos puntos de la Isla, entre alegrías y buenos deseos, hicieron, de diversas formas, el mismo comentario: Vamos a ver cómo viene el 2011. La duda, la incertidumbre y hasta la curiosidad, era tan abstracta y a veces en un tono de preocupación, que percibí estaban incluyendo en ella más que los asuntos personales; se referían al porvenir de Cuba.

Y es que no basta con las garantías, buenas intenciones, y  novedades impresas en papeles o subrayadas por discursos. Este 2011 será sin duda definitorio para los derroteros de la nación; y solo la práctica, el concreto accionar social de la mano de las ciencias y la modestia, serán los que perfilarán el rumbo, aunque Marialeydis, según me confesó por teléfono, haya encendido una vela y rezado con un fervor inédito por el éxito de esta Isla en el trayecto hacia lo ignoto que ha emprendido, como explicara Raúl Castro.

Yohandry Fontana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: