Posteado por: mariana50 | octubre 19, 2010

Octubre mes de la calabaza

Octubre mes de la calabaza

Por Varela

Los tonto ultras se la pasan hablando de los precios de la jama en Cuba. De que si hay orégano en la Playa o el culantro está en falta en Centro Habana desde hace 3 semanas. Parecen, más que ideólogos de pasillo (que ni lo son), bodegueros de lapicito en la oreja. Y dejan la libertad y la expresión como cosas obsoletas. Que las son, porque yo vivo en USA, curralé en los medios de información… y sé que son chistes.

 Yo la verdad en agosto fui a dos ciudades de mi país: Sancti-Spíritus y La Habana. Y lo único que para mi desgracia faltaba era la medicina Clobetasol que fui a buscar para mi hija y así y todo conseguí 10 tubos de crema entre amistades de provincia y capital. Se los agradezco toda una vida porque no medió dinero de por medio en ninguno de los tubos.

 En el monte adentro había incluso – para los glotones políticos – más posibilidades de comida porque los guajiros te traen guanajos a la puerta de tu casa, racimos de plátanos, arroz en saco, medias llenas de cebollas, piernas de puerco, etc, etc.

Y en La Habana, en pleno Vedado (donde yo estaba parando) fui a un puesto agrícola par de veces, de esos de pagar hasta con pesos cubanos, y entré, lo patrullé, lo hurgué (para que luego no me hicieran cuentos)… y había de todo. Desde mango, limón, naranja y piña hasta las especies y las viandas que usan en todas las cocinas cubanas todas las viejas cocineras (que yo no recuerdo porque no soy vieja cocinera).

¿Que todo cuesta por encima de cuando yo vivía allá hace 30 años?

 Bueno… ¿Y qué? Desde luego pero es que cuando yo vivía allá no había nada de eso y ahora lo hay. El mundo cambia en 3 décadas. Cuando yo llegué a Miami el galón de leche valía $1.50 y ahora vale $5 y el de gasolina costaba 69 centavos y ahora cuesta $3 el de regular. Entonces eso es un cambio no jodan.

La Habana se ha acercado a Miami… hay las cosas pero no todas se pueden comprar. Yo toda la vida quise tener Ferraris y lo más que tuve fue Alfas Romeos. Hay una escisión entre el deseo y la conquista, que todo ser humano en su vida debe asimilar, yo además hubiera querido ligarme a Sharon Stone y me ligué lo más parecido a ella entonces… y es necesario que se comprenda esta máxima porque en sociedades paternales como la cubana que ha acostumbrado a darle de todo a su gente, influye de manera negativa.

Lo descubrí en una frase de un vecino cuando le dijo a otra persona: “¡Ya llegó el pescao!”. El pescao no tiene que llegar nunca. Uno es quien tiene que conseguir el pescao. Y si lo que quiso decir ese vecino fue que por la bodega ofertaron pescao por la libreta esa pues no está sino esperando a que el gobierno lo pesque, lo escame, lo congele, lo transporte y se lo ponga en la bodega en la esquina de la casa y que no huela mal porque si no, se queja. En todo caso lo que tiene que hacer el gobierno es dejar que la gente pesque a su antojo y venda el pescao a como le de la gana y que el precio de la merluza lo ponga la demanda del mercado y ya. Que no jodan. Que se vuelvan personas y no comemierdas que parecen pichones en el nido con el pico abierto esperando que la madre (o el padre) les traiga la lombricita y se la deposite en la boquita.

Yo quise ser astronauta. Todo el mundo tiene lo puede, no lo que quiere. Pero la verdad en Cuba es que casa (techo), tiene todo el mundo (y hasta los disidentes deberían explicar primero de dónde carajos les salió el chalet que tienen si eran negros pobres antes de la revolución y otra gente que acepte que sin mediar dinero nacieron en cuartería de Cayo Hueso y viven ahora en un piso 14 en Plaza con aire acondicionado… ¿Gracias a los Díaz-Balart o a Fidel?).

 Y todos tiene asistencia médica… y educación, así sean negros, chinos, mulatos y blancos pobres (que todos lo son, son blancos pobres porque los blancos ricos viven en Miami).

Que por ejemplo, después de 3 décadas de curralar para el Tío Sam y pagarle cientos de miles de impuestos, mis hijos ahora no tienen seguro médico porque la madre de ellos se quedó sin trabajo cuando yo estaba para Cuba (vaya casualidad que la botaron de un trabajo de 15 años justo cuando yo estaba en Cuba y después que un programa de radio local armó un revuelo por un foto mía en La Habana) y perdió mi ex-esposa el seguro de salud. Mis hijos estuvieron cubiertos por seguros carísimos durante toda su vida hasta ahora… en que si quiero comprarle una crema para el tratamiento de la piel de mi hija me cuesta $300 el tubito del tamaño de una cremita de ojo (antes me costaba $80 gracias a la rebaja por el seguro). Y en Cuba esa crema vale 2 pesos cubanos (¡dos, hijos de puta, dos!).

La alternativa de esa crema… y mejor, porque le hace mejor efecto a mi hija. Pues las contra-indicaciones de las farmacopeas americanas exigen mucho y controlan demasiado (no quiero pensar que es por maldad de dinero y no por el bien del paciente). Y entonces leo a antiguos lectores-comentaristas de mi blog como la tal Esperanza Serrano que ahora me dice “mierda” en otros blogs sencillamente porque se guía idióticamente por la realidad virtual y la porquería que hablan de mí en internet (sin ni siquiera preguntarme al e-mail) y no sabe si soy o no soy lo que ella dice – yo puedo pensar que ella es más mierda que yo, y no por mala persona sino por comemierda y por no saber lo que sufre una adolescente y un padre que quiere resolverle su problema.

Sencillamente hay barreras donde los tonto ultras se digieren ellos mismos, se machaban sus colas, se las chupan, por cretinos. No hablemos ya de si la descarada de Yoani puede entrar y salir de la isla (que ya salió y entró… y entró porque no resolvió con su salida y eso es toda la verdad pero los sinvergüenzas quieren hacer causa de su trauma y ahora que le va bien adentro con su blog, quiere salir a pavonearse – que se joda). Vayan a la mierda los derechistas facistoides de Miami y de la blogosfera.

Cuba está en pie y viva porque el sistema de vida – aunque pobre y con carestías – tiene más valores morales y sociales y se mueve en otra esfera, no en Europa, no es Alemania ni Rumanía, dejen ya de bobear diciendo que en Alemania se cayó el sistema por esto y aquello, y que en Rumanía lo mismo… en Cuba no se va a caer nada ni nadie, es el Caribe y a su lado sólo están Jamaica, Haití, México y USA. Y los inteligentes saben lo que es USA, Jamaica, Haití y México.

Y la gente en Cuba vive, pernocta, resuelve su vida y disfruta. Y ese es el sentido real de la vida, no otro como acumular riqueza y posar de usurero con ella para con los demás coterráneos. Sólo los muy hijoputas son los que se la pasan con las ideas de tratar de adquirir la isla como un mercado cautivo para sus industrias… y los otros muy imbéciles (que son la mayoría que consume de estos hijoputas acá y no se dan cuenta de que viven sus viditas de esclavos de ellos por el porciento del crédito y del préstamo), no entienden la verdad y repiten lo que dicen los panfletos de derecha. Y abur… que esta madrugada voy a pescar en el cayo. Con mi jeba. Que los lunes los tiene libre de trabajo. Y anda en cueros ya.

Y adelanto que en noviembre vuelvo a la isla. A mi pueblo y a la capital… a abrazar familiares y amigos. Le guste a quien le guste y le joda a quien le joda. El mes completo… a celebrar mi cumpleaños el día 27.

©varela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: