Posteado por: mariana50 | septiembre 14, 2010

Belcross, el hombre nuevo.

Belcross dijo…

Creo que este tema en especial refleja muy ilustrativamente cómo te sentiste en aquel momento. La parte más conmovedora para mí una vez te la hice saber en esta “Segunda Cita”:

“(…)
Hasta allí me siguió, como una sombra,
el rostro del que ya no se veía.
Y en el oído me susurró la muerte
que ya aparecería.

Allí yo tuve un odio, una vergüenza,
niños mendigos de la madrugada.
Y el deseo de cambiar cada cuerda
por un saco de balas.
(…)”

Otra más de mis preguntas que parece no tendrán nunca respuestas: ¿Te referías a alguien en específico con “…Hasta allí me siguió, como una sombra,
el rostro del que ya no se veía…”? En ese fragmento de “el rostro del que ya no se veía”, yo, inconscientemente, no sé debido a qué vagas asociaciones de mis percepciones, asocié siempre la imagen del Ché que tomó Korda a este particular fragmento de tu profundo tema Santiago de Chile. Quizá por lo que viene después.. el deseo de cambiar cada cuerda por un saco de balas… Son ideas expresadas con las palabras perfectas para que se perciba el mensaje que querías transmitir.

Y Silvio, recordemos también, o recordamos ayer 11, a nuestro querido Almeida. Una anécdota de un limpiabotas tunero (de Las Tunas) expresa que Almeida andaba inaugurando obras sociales en esa provincia y en el lugar donde laboraba el limpiabotas de nuestra anécdota, Almeida lo miraba y en un momento le dijo: “-¿Tú eres limpiabotas aquí?” a lo que el humilde trabajador respondió: “-Sí”. Almeida, dejando boquiabiertos a todos, dijo: “-Entonces súbete que te voy a limpiar los zapatos a ver si me acuerdo de mi primer oficio”.

Juan Almeida Bosque, Comandante de la Revolución Cubana, atacó el Cuartel Moncada, fue expedicionario del Granma y guerrillero rebelde. Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, murió el 11 de Septiembre de 2009. Sus restos se encuentran en el Mausoleo del II Frente Oriental “Frank País”, donde también yace Vilma Espín y donde también cuando la ley de la vida cumpla una vez más su función, yacerán los restos de Raúl Castro. Yo estuve allí, pues allí hice el juramento que todo joven que entra al Servicio Militar hace. Justo detrás de las lomas que sirven de una especie de parapeto al bello mausoleo, se encuentra el centro de preparación de tropas especiales de oriente. Allí pasé inolvidables momentos que no podré olvidar jamás, pues conocí a muchas personas que marcaron mi vida para siempre con sus enseñanzas de lo que es el sacrificio, la voluntad y la dignidad.

12 de septiembre de 2010 17:04

Fuente: respuesta en el Blog. Segunda Cita

Blog de Belcross

Anuncios

Responses

  1. Hola, gracias por publicar este comentario de Segunda Cita. Lo encontré y quise pasar a agradecerte.

    • Hola Belcross,
      Por nada, las opiniones de los cubanos tienen un lugar especial en mi Blog.
      Saludos,
      Mariana


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: