Posteado por: mariana50 | agosto 24, 2010

¿Quién es Hilda Molina?

    

Esta mujer, que fuera directora de uno de los centros de mayor prestigio en Cuba, robó al gobierno y al pueblo cubano junto con su hijo que fue a Japón a un curso de especialización y se fugó para Argentina con todo el dinero del Estado cubano para comprar instrumental médico. Desde ese momento Molina, es financiada por la CIA a través de organizaciones como la USAID del Departamento de Estado de los EEUU y CADAL    

Hilda Molina, es cubana fue Directora del Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN) de Cuba, una de las instituciones de mayor complejidad y prestigiosos de la Revolución cubana, fue también militante del PCC, y diputada de la Asamblea Nacional. Molina fue destituida por actos de corrupción. Aceptó dinero de un ex diputado argentino del Partido Radical, César “Chacho” Jaroslavksy, quien padecía graves problemas en su cadera. Jaroslavksy se rehabilitó en el CIREN y fueron tan buenos los resultados, que quiso retribuir con una donación a la Institución. Molina nunca dijo una palabra al respecto y se quedó con el dinero, hecho que lo reconoció en Argentina.    

    Fuente: Kaos en la Red

     

Molina está hoy en Uruguay traída por el Partido Nacional con la anuencia de todos los demás partidos políticos incluido el FA, que se han subido al carro de exigir a Cuba “cambios” y “más democracia”, o que han dicho que Fidel es un “viejo” y que “Cuba se cae a pedazos”.    

Hilda Molina, está escondida en algún Hotel de nuestra capital, todo incluido (programación con otros medios, reuniones, fastuosas cenas y otras acciones que luego les permitirá “pasarles las boletas” a Miami) con el objetivo de hacer aquí, lo que no le permitieron hacer en Buenos Aires: presentar un libro difamador que es un sarta de mentiras sobre Cuba, de lo cual ya lleva algún tiempo viviendo…..    

Hilda Molina, una mujer que vive de su prédica contra Cuba, es patrocinada por varias organizaciones vinculadas al gobierno norteamericano y a la gusanera cubana con sede en Miami, entre ellas está “Cadal” (con sede en Buenos Aires y también con representación en Montevideo, ahora en la Torre de los Profesionales (Yaguarón y Colonia) y el Partido Nacional, por supuesto la gente de Lacalle.    

CADAL surge en febrero del 2003 con fondos que fueron destinados desde la “Atlas Economic Research Foundation”, que posee su sede en Washington, el Instituto “Timbro” de Suecia y la filial en Argentina de la “Konrad Adenauer Stiftung”. CADAL desde su creación ha dirigido su accionar a tergiversar y difamar la realidad de Cuba, Venezuela y de los demás países integrantes del ALBA, realiza presentaciones de libros, conferencias de prensa, seminarios, eventos, cursos, presentaciones de informes, entre otras actividades, todas ellas con el propósito de presentar y justificar, ante la opinión publica internacional, que países como Venezuela, Bolivia, Ecuador y Cuba son antidemocráticos, violadores de los derechos humanos y dictatoriales.    

CADAL no es una ONG independiente, pues es financiada por los Estados Unidos a través de la Fupad, La NED, la USAID, entre otras.    

Tiene una vinculación con los intereses de la CIA a través del “Center for a Free Cuba”, “Freedom House” y el “Directorio Democrático Cubano (DDC y vinculado con el Partido Nacional Uruguayo), organizaciones estas ampliamente denunciadas de haber sido creadas y financiadas por los servicios de Inteligencia de Estados Unidos. CADAL es en realidad una de las piezas dentro de los sectores de la derecha Argentina, que están contra todo lo que signifique una aproximación a cambios en beneficios de los intereses de América Latina, incluido el propio gobierno de Cristina Fernández.    

Recordamos que la USAID, es la organización que ha financiado en Uruguay el sistema de Emergencias, así como el embrión de base militar de los Estados Unidos en Santa Catalina, donde instaló una policlínica, una bodega para almacenamiento de materiales y un centro de estudios, tras un acuerdo con el primer gobierno frenteamplista.    

Este acuerdo fue ratificado por el Jefe del Comando Sur, que desde entonces visita anualmente Uruguay, y quien se entrevistó con el Ministro Rosadilla y parlamentarios uruguayos.    

La Conrad Adenahuer, ha patrocinado también acá en Uruguay seminarios y actividades de gobierno, también durante la administración Vázquez.    

LOS VÍNCULOS ENTRE MOLINA Y LA RUTA DEL DINERO NEGRO NO SON NUEVOS.    

Hilda Molina, como decíamos fue destituida por actos de corrupción. En concreto, por haber aceptado más de 10.000 dólares de manos del ex diputado argentino radical César “Chacho” Jaroslavksy, operado en Cuba, y rehabilitado en el CIREN en agradecimiento a la institución… Molina nunca dijo una palabra al respecto.   

   

Pero el 14 de Junio cuando, recién llegada a Buenos Aires, tuvo un instante de sinceridad, confirmó que la información era cierta y dijo que ese dinero donado a la institución era suyo. En diálogo con Clarín sostuvo que “fueron 10.000 dólares” y que se trató de un gesto del ex diputado porque la quería mucho y “porque (ella) lo mejoró bastante”. Pero se le olvidó un dato: no fueron 10.000 dólares, sino 30.000. Fuentes cercanas al difunto Jaroslavsky aseguran que el ex diputado entregó el triple de lo que dijo la médica. Por aquellos años la mujer era la jefa del CIREN y a partir del curioso incidente, todo cambió. Poco tiempo después, Molina le pidió a su hijo, el médico Roberto Quiñones, que no regresara a Cuba. El pedido ocurrió mientras cursaba sus estudios de especialización en Japón, enviado por el Estado cubano. El médico se fugó hacia Argentina y se llevó consigo una importante suma de fondos públicos destinados a comprar instrumentos que estaban destinados para los programas de salud en beneficio del pueblo cubano.    

Se radicó en Buenos Aires y al poco tiempo instaló el CMIRI, una clínica de rehabilitación pagada con los fondos robados a Cuba por ambos. Gracias a ese dinero, madre e hijo se dedican a realizar intervenciones quirúrgicas en la clínica ubicada en Hipólito Irigoyen 4177.   

    

UNA AGENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS    

Luego de declararse enemiga acérrima de la Revolución Cubana, la médica comenzó a recibir dinero del Gobierno de Estados Unidos a través de la United States Agency for International Development (USAID), la agencia de financiamiento del Departamento de Estado Norteamericano. Es necesario remarcar, que la sede de la USAID en Venezuela financió el fallido Golpe de Estado en 2002 al presidente Hugo Chávez. Según el libro “Los Disidentes”, de los periodistas-investigadores Luís Báez y Rosa Miriam Elizalde, también hay pruebas sobre las cantidades que le fueron enviadas a Molina por Frank Calzón, agente de la CIA y presidente del Centro para la Libertad de Cuba (Center for a Free Cuba), una Ong similar al porteño CADAL del agente Salvia, pero con sede en Washington D.C.   

    

Los giros también se intensificaron cuando fue nombrada presidenta del “Colegio Médico Independiente” de Cuba, un grupo de agitación que concentra una poderosa cuota de financiamiento del presupuesto norteamericano, que trabajó con fundaciones de Miami y Madrid para desarrollar programas dedicados a criticar la medicina cubana.    

Ahora, parte de ese dinero ha servido para cerrar la maniobra que construyó el personaje Hilda Molina. Atrás quedaron los años 90, del duro período especial que atravesó la isla, cuando preocupada por su futuro, la mujer se consideraba la “dueña” del CIREN y pensó en apoderarse del Centro.    

Pero le fue mal. Estaba convencida de que en Cuba ocurriría lo mismo que en los países de Europa del Este, donde muchos ex comunistas pasaron de la noche a la mañana a ser nuevos empresarios capitalistas y propietarios de las instituciones que administraban.    

Lo que no pudo tener en Cuba ahora lo tiene en Buenos Aires. Su clínica es un negocio redondo financiado con dineros de origen dudoso que ahora figura como propiedad de su hijo, pero que paulatinamente quedará en sus manos.    

     

En base a “Hilda Molina: loba disfrazada de abuelita”  Revista ZOOM, Art. De Esteban Collazo)   

  

   El 11 de julio de este año, a pocos días de cumplir su primer mes de estadía en Buenos Aires, Molina fue agasajada por los “amigos” argentinos que la están ayudando a transformar su visita familiar en un plan para instalar un centro de agitación política contra la Revolución Cubana. Fueron anfitriones: el escritor mimado por la derecha argentina y creador del grupo Aurora, Marcos Aguinis; el Diputado Nacional de la Coalición Cívica Fernando Iglesias; el embajador de la República Checa Stepan Zajac; el historiador ultraconservador de la Universidad de Belgrano Ricardo López Göttig, y los periodistas Fernando Ruiz Parra, profesor de la Universidad Austral, Tristán Rodríguez Loredo, del diario Perfil y Gonzalo Peltzer, director del diario El Territorio de Misiones. Junto a ellos estuvo un grupo de jóvenes encargados de, entre otras cosas, administrar el blog personal de Molina e integrantes de CADAL, el Centro para el Desarrollo y la Apertura de América Latina que funciona en Buenos Aires desde febrero de 2003. La oficina, dirigida por el ignoto “especialista en o­nG’S” Gabriel Salvia, se define como una organización “sin fines de lucro” que posee amplias y costosas oficinas en Diagonal Norte 628, segundo piso, oficina R. En esa cueva se realizan infinidad de charlas con lo más granado de la derecha argentina y con destacados agitadores en contra de Cuba, Bolivia, Venezuela y Ecuador, pero sobre todo contra la primera. En esa oficina se editaron más de 20 libros con el mismo fin y se realizan presuntas investigaciones sobre la democracia en América Latina. Además, desde allí se alimentan varios sitios web: www.cadal.org (ingrese y véalo usted mismo) y http://www.directorio.org, la página oficial del Directorio Democrático Cubano, un organismo gusano (contrarrevolucionario) con sede en Miami financiado por la CIA. A esos se suman, www.procubalibre.org/ y www.puentedemocratico.org, dos sitios con los mismos fines que CADAL, y el blog http://www.hildamolina.blogspot.com/, cuya construcción y diseño es notablemente similar a los demás sitios del aparato de propaganda y operación política administrado por Salvia. 

Al parecer, los vínculos entre Molina y la ruta del dinero negro no son nuevos. Luego de declararse enemiga acérrima de la Revolución Cubana, la médica comenzó a recibir dinero del Gobierno de Estados Unidos a través de la United States Agency for International Development (USAID), la agencia de financiamiento del Departamento de Estado estadounidense. 

 

 La agenda política de Hilda Molina

 

Fuente : EFE  

 

 
La médica cubana Hilda Molina volvió a cuestionar hoy al Gobierno de la isla durante una reunión en el Parlamento argentino que finalizó en escándalo después de que un grupo de jóvenes simpatizantes del gobierno de Cuba irrumpiera en la sala para cuestionar sus comentarios.
 

Fotos: EFE/Leo La Valle 

 
La neurocirujana,  acudió al Congreso nacional invitada por el diputado opositor Julián Obligio para exponer sobre la situación en su país.
Pero la charla terminó en gritos y críticas cruzadas, luego de que jóvenes de agrupaciones de izquierda y médicos que aseguraban haber vivido en Cuba defendieran el Gobierno de la isla y cuestionaran a la médica por sus declaraciones. 

“Lo que usted dice es una falta de respeto”, lanzó uno de los jóvenes, mientras uno de los galenos afirmaba que lo que relataba la médica “no es verdad”.

 

 dijo Molina a Efe, luego de retirarse de la sala del Parlamento en medio de un tumulto de personas. “Es la misma intolerancia que he sufrido en Cuba. Son voceros del Gobierno cubano”.


 

Durante su exposición, la neurocirujana consideró que Fidel Castro “sigue gobernando” en su país y opinó que la población de la isla está “psicológicamente desgastada”.“Fidel tiene suficientes reservas neuronales y afán de poder para seguir dirigiendo Cuba de una manera u otra”, señaló Molina durante su exposición en la que relató desde sus años de juventud, cuando apoyó la revolución cubana, hasta su ruptura con el Gobierno cubano. 

La médica, que a finales de los años 80 y principios de los 90 dirigió un prestigioso centro neurológico en la isla y mantuvo una estrecha relación con la jerarquía comunista, cuestionó además el sistema de salud de Cuba, donde dijo que “si uno paga, recibe mejores servicios”.

 

Consideró que “la población cubana está enferma y psicológicamente desgastada” porque “no se pueden vivir 50 años sin libertad” y aseguró, asimismo, sentirse “parte de esa sociedad”. “Envejecí entregando mi vida a lo que yo creía que iba a dar una sociedad buena”, relató la neurocirujana, en alusión al Gobierno cubano, pero agregó que se dio cuenta que “siempre había una contradicción entre lo que decía y la práctica” en el régimen. 

 


 

Molina también sostuvo que en 1994, cuando presentó su renuncia al Parlamento cubano, adonde había llegado, según ella, “sin quererlo” por designación de las autoridades de su país, firmó su “sentencia de muerte”. 
Tras quince años reclamando permiso para salir de la isla, Molina recibió finalmente en junio pasado autorización del Gobierno de Raúl Castro para viajar a Argentina, reencontrarse con su hijo, conocer a sus dos nietos y visitar a su madre nonagenaria. 

Las gestiones realizadas por los Gobiernos de Néstor Kirchner y su esposa y sucesora en el cargo, Cristina Fernández, durante los últimos cinco años con el régimen de La Habana se tradujeron el pasado año en el viaje de la madre de Molina, Hilda Morejón, de 90 años, a Argentina. Molina indicó a Efe que aún no tiene resuelto cuándo regresará a su país, ya que “depende de cómo evolucione la salud” de su madre
 

Vía EFE 

…..no pudo presentar su autobiografía en la feria

 

Pretendía ser una presentación más  anti revolución cubana en la Feria del Libro se convirtió anoche en una batalla de  preguntas molestas para la presentadora de su libro, que marcó la salida anticipada de la médica mercenaria Hilda Molina, que no pudo presentar su libro Mi verdad . Militantes del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba y estudiantes universitarios irrumpieron en la sala para increpar y preguntar a Molina: “de dónde sacó el dinero su hijo para instalar la clínica en Buenos Aires”, “qué opina de Luis Posada Carriles”, “si su estadía en Argentina no era sólo para hacer vida familiar”, “qué opina sobre los cinco cubanos presos en EEUU”, “sobre el bloqueo que los EEUU hace al pueblo cubano”  Molina quien intentó  responderles y luego optó por abandonar el lugar.    Después en sus declaraciones a la TV argentina, declaró que el boicot de la actividad fue planificado por la  Embajada Cubana. Ya sabemos que los mercenarios les duele reconocer que  los pueblos  defienden y respetan a Cuba y Fidel.

—————

El Sábado 24 de abril de 2010 desde más de media hora antes se empezó a formar una larga fila de gente en las puertas de la sala Jorge Luis Borges. Subieron, entonces, al escenario Molina y la periodista argentina Mariana Arias, con quien conversaría sobre su libro autobiográfico. Pocos minutos después de iniciada la charla, hubo voces desde el público que reclamaron poder hacer preguntas, y se les aclaró que se permitirían una vez terminado el diálogo en el escenario.  Sin embargo, el acuerdo se quebró cuando Molina expresó que en Cuba no toleraban al que pensaba distinto. Empezaron, entonces, las interrupciones. La escalada de cánticos por parte de los jóvenes no cesó, sino que, por el contrario, se fue incrementando.   

 “¡Cuente con qué plata puso su hijo la clínica!”, le gritó un joven que dijo a LA NACION pertenecer al Centro de Estudiantes de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata. Otros jóvenes dijeron integrar la agrupación estudiantil La Mella, que comparte con el Partido Obrero la presidencia de la FUBA. En medio de ésta y otras frases, la médica cubana, de 66 años, se paró sobre el escenario y pidió “un pensamiento y una oración para las madres de blanco en Cuba”. “¡Cuba sí, yanquis no!”, le respondieron colectivamente desde el público.   

 “El mismo libreto que el gobierno cubano, sólo faltan los golpes que les dan a las damas de blanco”, respondía Molina, parada sobre el escenario. Entonces, intervino Arias, quien visiblemente ofuscada, preguntó si podía seguir con la presentación. Mientras se escuchaba “Cuba, Cuba, Cuba, el pueblo te saluda”, con más fuerza, Molina tuvo que retirarse. “Quiero despedirme de mis amigos”, dijo, y provocó un fuerte aplauso antes de irse de la sala.   

Discusiones continuadas    

Enseguida, el micrófono fue tomado por personas del público. Una mujer habló contra quienes se manifestaban. “¡Váyanse a Cuba los que quieran ir con Castro!”, gritó. La sala se iba desalojando, pero las discusiones seguían afuera. “Todo el mundo tiene cabida en los actos, pero lamentamos que se produzcan incidentes”, dijo poco después a LA NACION Carlos Pazos, secretario de la Fundación El Libro. A su lado, Horacio García, presidente de la Fundación, afirmó: “No se puede interrumpir el discurso de otro y ejercer violencia verbal”.  Molina llegó a la Argentina el año pasado, tras 15 años de gestiones en Cuba para que autorizaran su salida. En septiembre pasado, un grupo de periodistas de radios comunitarias, asesores de diputados de centroizquierda y militantes de organizaciones sociales increparon a Molina durante una exposición en la Cámara de Diputados. El diputado Julián Obiglio, que la había acompañado durante su disertación, afirmó anoche a LA NACION que “los mismos que la agredieron entonces fueron los que provocaron este descontrol en la Feria del Libro”.   

Fuentes : La Nación, La Red y testimonios de argentinos. 

 

 

POLÉMICA A UNA SEMANA DE SU ARRIBO  

Carlotto le pidió a Molina que se llame a silencio    

La titular de Abuelas defendió a las Madres. La médica cubana llamó la atención por la “reverencia” que hacen a la “dictadura” de los Castro en Cuba.  

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, le pidió este domingo a la médica cubana Hilda Molina “no juzgar a nadie” y le recomendó que se dedique “a disfrutar de su familia” en la Argentina y hacer “silencio” sobre temas políticos.  

Molina cuestionó en una entrevista publicada por diario porteño a las Madres de Plaza de Mayo por “reverenciar” al régimen castrista instalado desde hace décadas en Cuba. La médica aseveró que las Madres “sufrieron la persecución de una dictadura, y sin embargo reverencian otras dictaduras, como la que hay en Cuba”.  

“Sé que no iban a hacer nada (las Madres) porque el que reverencia tanto a aquella dictadura demoniza a quienes pensamos diferente. Las Madres han sufrido mucho, han luchado por sus familias y eso merece el mayor respeto. No las quise irritar, y por eso no recurrí a ellas”, puntualizó Molina.  

La respuesta de Carlotto no tardó en llegar. “Quien ofende el pañuelo, esté arriba de la cabeza de quien sea, está ofendiendo a todas. Los que ofenden a las Madres nos están ofendiendo a todas”, advirtió y remarcó: “Cada uno tiene el derecho individual y de libertad de elegir una política”.

Al respecto, la presidenta de Abuelas acotó: “Creo que la señora Hilda Molina tendría que estar disfrutando para lo que vino, que es para estar con su familia y sus nietos. No tiene que juzgar a nadie, menos acá en la Argentina, donde está siendo muy bien recibida y hasta su llegada fue propiciada por el propio Estado”.  

En declaraciones radiales, Carlotto pidió “no confundir a la sociedad” y apuntó: “Creo que hay que llamar a silencio a estas voces, tendría que disfrutar a su familia”.  

Molina llegó a Buenos Aires el domingo pasado con una autorización del gobierno cubano a viajar para visitar a sus familiares radicados en la Argentina, después de 15 años. A menos de 24 horas de su arribo, se entrevistó con Cristina Kirchner.  

La presidenta de las Abuelas subrayó que “la revolución que encabezó Fidel Castro y su hermano fue una liberación del pueblo, con errores y virtudes”. “Acá no es una historia de decir dictadura a una gestión que se está preservando, por ejemplo, ante el bloqueo. La historia no es Hilda Molina, la historia es más allá”, concluyó Carlotto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: