Posteado por: mariana50 | agosto 6, 2010

Mi “encuentro” con Yoani Sánchez…

Mi “encuentro” con Yoani Sánchez…

Publicado en el Taburete.

http://deportesazonado.wordpress.com

Al principio tuve mis dudas, pero luego estuve seguro. Hoy, en el lobby del hotel Meliá Cohiba, me encontré por vez primera con la bloguera cubana Yoani Sánchez. Ella ni idea tiene de quién soy, pues no intercambiamos media palabra, pero nunca la había visto en persona y sucedió algo que me hizo formularme algunas preguntas.

Estaba en el lobby del hotel, pues había quedado con una amiga para tratar de encontrar el regalo de cumpleaños de otro amigo, y mientras me refrescaba del sofocante calor del verano cubano, atisbé a su esposo, conocido en la blogosfera (y probablemente en su barrio), como Macho Rico (Reinaldo Escobar).

Como no estaba seguro de que fuera él, me le quedé mirando, y luego Reinaldo Escobar se acercó a mi y me preguntó si yo era “Maximiliano”, al parecer la persona con quién se encontró después.

Aún con mis dudas respecto a su identidad, observé como se movía por el lobby buscando a “Maximiliano” (supongo), y luego no le vi más. Mi amiga no llegaba, y ya estaba impaciente, cuando reapareció Reinaldo Escobar en la entrada del hotel con Yoani Sánchez. Al instante la reconocí.

“¡Lástima que no tengo una cámara digital!”, me dije, para hacerle unas fotos a la bloguera, y de paso, hacerme alguna con ella (a todos nos gusta hacernos fotos con los famosos aunque no estemos de acuerdo con ellos, esto es pa´ los mal pensados).

Resignado a la carencia de imágenes, puse mi atención en la pareja. Yoani vestía una blusa larga, quizá de hilo, amarilla y naranja, combinada con una saya de flores. Su esposo llevaba un veraniego atuendo de short, pulóver y sandalias, si mal no recuerdo gris, pues la luz del lobby en el Meliá está a medias.

Yoani fue recibida por un hombre (supongo que sería el “Maximiliano” por el que me preguntó Reinaldo), y una mujer. Luego de unos saludos, los cuatro tomaron el ascensor y subieron al hotel (no tengo idea a dónde). Ya a esas alturas perdoné el retraso de mi amiga, pues siempre sacié mi curiosidad por conocer, aunque fuera de vista, a la mujer que tanto revuelo ha armado en torno a Cuba.

Un rato después (diez minutos o menos), reapareció Yoani y sus acompañantes y los cuatro se fueron juntos del hotel. Allí me quedé hasta que llegó mi amiga. (¡Ah! y para hacer la historia completa, no encontramos lo que estábamos buscando en la tienda).

Lo curioso de esta vivencia mía hoy es que Yoani se ha encargado de decir a los cuatro vientos que en Cuba no hay libertad de reunión, y que tampoco te puedes acercar a los extranjeros, sin embargo ella hizo todo eso esta tarde.

Y ojo, por mi que se encuentre con quien quiera, pero por favor, para mentir, hay que predicar con el ejemplo, si no te contradices. Más aún cuando luego veo en su perfil de Twitter que dice: “Preocupada por Juan Juan Almeida que fue ahora para la Plaza de la Revolución a exigir su permiso de salida”. ¿Será que la preocupación le dio a Yoani por salir a pasear con estos extranjeros? ¿En qué quedamos entonces?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: