Posteado por: mariana50 | julio 20, 2010

Historia de la Contrarrevolución en Cuba

 “Cuando Céspedes cayó, había nacido Martí; luego vino Mella y después Castro. “No sé quien le va a suceder. Lo que sí sé, es que ya ha nacido”. Fabián Escalante, general retirado que fuera responsable de la Seguridad de Cuba.

Historia de la Contrarrevolución en Cuba

por: Fabián Escalante

 

Recuerda que la primera vez que escuchó a Fidel fue el 8 de enero, tras el triunfo de la Revolución. Vio entonces que la revolución con la que soñaba desde los 18 años había llegado. La Revolución tenía muchos trabajos por hacer y muchas oportunidades para un joven. Pronto empezaron a tomar medidas para liquidar las mafias, eliminar la prostitución, rebajar los alquileres, disminuir los precios de los medicamentos, hacer escuelas, construir hospitales, forjar la nueva justicia igualitaria de la Revolución, emprender al reforma agraria …

Continuó haciendo un resumen de las agresiones sufridos en estos cincuenta años. Hay en su país una Contrarrevolución que debe ser analizada y estudiada con relación a la Revolución. Esa Contra tuvo como base a una capa social de burguesía, propietarios agrícolas y personas que vivían de un salario llegado desde los EE.UU. La contra sufrió grandes derrotas. En Bahía Cochinos, algo que siempre han tratado de minimizar los norteamericanos y la mafia de Miami, intentó desembarcar un destacamento de los EE.UU., una avanzada, pero en 72 horas el gobierno cubano había acabado con ella. Diseñaron los estadounidenses un modelo de guerra nuevo, subversivo desde el interior, con una operación por la que un gobierno asignaba tareas a sus ministerios para realizar acciones en otros países. Tras dos intentos norteamericanos de producir levantamientos en la isla, la URSS les propuso los misiles. Días antes se había hecho una gran captura de contrarrevolucionarios y armas, así que cuando se lo propusieron, Cuba estaba metida en una guerra. Se colocaron como defensa y se aceptó como un acto de solidaridad con la URSS. Recuerda que los cohetes vinieron por mar en 87 viajes realizados por 80 barcos. Dada su longitud viajaban en sus cubiertas, pero los servicios secretos de EE.UU. no los detectaron hasta que estaban instalados, cuando el 16 de octubre unos de sus aviones de reconocimiento los descubre. La verdadera causa de la crisis de octubre no es la colocación de los misiles, hay que contarla con toda la ofensiva previa realizada hacia Cuba por parte de EE.UU.

La Contrarrevolución se derrota y liquida entre los años 66 y 67. En los años 70 se desarrolla otra etapa igual de sucia. Por dos veces hay que exterminar toda la población porcina pues se encontraba contaminada de peste. Lo mismo pasa con la caña de azúcar que es atacada por una plaga y la llegada de un dengue que se cobra casi mil muertos que incluyen 101 niños. A mediados de los 70 George Bush es el jefe de la CIA y comienza a crearse la operación Cóndor, un ejército ofensivo diseñado para eliminar los movimientos revolucionarios que surgían en América Latina, incluyendo Cuba. Empieza una guerra por los caminos del mundo.

Desde el 62 se firma el bloqueo económico a Cuba, para evitar que el resto de países comerciara con la isla. Se ataca a barcos que llevan ayudas humanitarias. La marina pirata de EE.UU. patrulla para impedir la llegada de barcos a las costas. Se presiona y hostiga a todo aquel empresario o persona que tenga relación con Cuba o sus productos. Así transcurren los 70.

Los 80 dan paso a una guerra psicológica, en la que se busca desprestigiar a la isla y a su política. La sola introducción de la duda es un éxito. Surge la operación Peter Pan para sacar a 15.000 niños cubanos quitándoselos a sus madres que viven en Cuba para dárselos a sus padres que lo hacen en Miami. Desacreditan a las personalidades cubanas. Se delinean los ejes de las campañas que lanzan para confundir los logros de la Revolución cubana.

Los disidentes no son presos de conciencia, en todos sus países sus códigos penales condenan a aquellos ciudadanos que mantengan relaciones con otros gobiernos para actuar en contra del suyo. Todos prevén penas de cárcel para quien así lo hiciera. A esas personas los llama presos y no añade la palabra políticos detrás. Sobre esos disidentes cubanos señala Escalante que si se habla con ellos no se encuentra un pensamiento lógico estructurado, que no tienen una idea ni un programa para Cuba. Son asalariados de los EE.UU.

 

Más….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: