Posteado por: mariana50 | julio 15, 2010

Los Cinos ladran

Los Cinos ladran

En la foto: Independientes a la sombra de las alas del águila imperial

Por M. H. Lagarde

Permítaseme antes de llegar a lo que el Cino de la SINA no sabe, hacer algunas necesarias precisiones. Tras publicarse en este blog el artículo bajo mi firma Ni periodistas ni independientes, un tal Luis Cino, colaborador de Cubanet -por tanto, uno de los llamados periodistas “independientes”-, salió en defensa de sus colegas con una crítica ad hominen.
En su texto, publicado en Cubanet, una revista que no oculta ser subvencionada por las “independientes” NED y USAID, lo primero que llama la atención es el título: El fonógrafo MH.
La imagen no es mala. Por supuesto alude al antiguo logo de la RCA Victor en el que aparecía un perrito atento al sonido que brotaba de un viejo fonógrafo. La expresión obediente del animalito es muy similar a la de los “periodistas” independientes que aparecen en las fotos que ilustran mi trabajo. La voz del amo ahora llega, gracias a la tecnología, via teleconferencia.
No está mal la asociación de ideas realizada por Cino, sobre todo, si se tiene cuenta la débil formación cultural de estos periodistas inventados a la cañona en los cursos intensivos de la SINA, en los que no se sabe a ciencia cierta si lo que se imparte es periodismo o terrorismo.
A Cino por cierto la imagen del perrito le viene mejor que a nadie. De casta le viene al galgo. O sea, le viene de apellido. Cino, en griego (kinos), como cualquiera sabe, quiere decir perro. De Kinos viene la palabra Kynícos (cínico) termino que sirve para definir a aquellos que “suelen dar una versión falsa de los hechos con la mayor tranquilidad”.
Más o menos lo que hace el Cino de la SINA en su defensa de los “independientes”.
Después de revelar que la SINA viola también la convención de Viena de 1961 al servir de estación de correo de los “independientes”: “Tal vez sepa poco del tema porque sólo frecuento la SINA cada una o dos semanas para enviar mis trabajos al exterior”, afirma con el mayor descaro: “Distraído que soy, nunca se me había ocurrido averiguar por el funcionario yanqui que da las órdenes, tampoco por quien lleva la nómina y reparte los cientos de dólares que corresponden a cada “mercenario”. Averiguaré con alguno de los que asistieron a las letales video-conferencias con que pretendieron entrenarlos”.
Al pobre Cino de la SINA no solo le han escondido el billete que tanto revuelo ha provocado últimamente entre los “independientes” bibliotecarios, sino además, como buen Cino que es, por lo visto, ni siquiera le han dejado la sobra de los banquetes en que culminan las clases.

Ladra, Cino, reclama tu helado…

COTINUACIÓN DE LA SERIE DE FOTOS PERIODISTAS (IN)DEPENDIENTES DE LA SINA

Luis Cino podría preguntarle a algunos de los que aparecen en la foto: Cómo es la cosa del billete.

No todo es videoconferencias

Leyendo las instrucciones

Las mesas no son solo para estudiar

Tras la sobremesa

Un heladito para refrescar…
 
› Ni periodistas ni independientes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: