Posteado por: mariana50 | julio 10, 2010

Pasajes de una visita Papal en el Caribe

 “…invitamos a todo el pueblo, invitamos a los cuadros, a los militantes para asistir, pero ninguno debe llevar una sola consigna política, nadie llevar un solo cartel. Fíjense bien! Nadie debe enarbolar una sola consigna, nadie debe llevar un solo cartel. Nadie debe dar vivas a ningún dirigente de la revolución”.” Eso les digo, eso les pido, y asumo toda la responsabilidad ante aquellos que puedan albergar el más mínimo temor de que actuemos de esa forma”…. “Este es el pueblo de Girón y de la Crisis de Octubre, el que supo defender su Revolución, el que se enfrenta al período especial que ha marchado de victoria en victoria.” …. “Juremos no dejarnos provocar en lo mas mínimo. Yo también estaré en esa misa junto al pueblo, participando del orgullo de ser lo que somos y de ser como somos. Sé que podemos lograrlo y lo lograremos”. Fidel Castro, discurso del 11 de enero de 1998

 “La Santa Sede ‘tiene una visión más amplia de la historia que la Iglesia Católica en Cuba. Cuando digo ‘la Iglesia Católica en Cuba’, me refiero sobre todo a la jerarquía. Es importante hacer una distinción. En líneas generales, los sacerdotes están cerca del pueblo, mientras que los obispos están más cerca de los cubanos emigrados que viven en Miami. Esto es una vergüenza. Creo que la Iglesia debería trabajar con el pueblo cubano, que es un pueblo revolucionario que siempre ha apoyado la revolución. Puede ser que algunos no estén de acuerdo, pero se trata de una minoría de cubanos. Algunos obispos piensan como los cubanos emigrados en Miami, quienes conservan la mentalidad que existía antes de la revolución y que producía cierta distancia entre la Iglesia y el pueblo cubano”.  Roa Kourí; Embajador cubano ante la Santa

 

Cartel editado por la Iglesia Católica, con motivo de la visita del Papa

 

“Espero, para mis hermanos y hermanas en esa isla, que los frutos de este peregrinaje sean similares a los frutos de aquel que hice a Polonia”. Juan Pablo II, en un discurso en su audiencia semanal en Roma, antes de su visita a Cuba.

 

“Le presento, además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas, y la cultura con una ideología (…) Santo Padre, durante años este pueblo ha defendido la soberanía de sus fronteras geográficas con verdadera dignidad, pero hemos olvidado un tanto que esa independencia debe brotar de una soberanía de la persona humana que sostiene desde abajo todo proyecto como nación…”. Pedro Claro Meurice Estiú como arzobispo de Santiago de Cuba; el 24 de enero de 1998 frente a Juan Pablo II, en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba. 

“El único momento difícil durante la visita pastoral,  fue causado por las palabras del Arzobispo de Santiago de Cuba durante la misa papal en esa ciudad. El contenido de esa intervención, creó una situación difícil con el pueblo y los militantes santiagueros invitados a la misa; no nos preocupaba lo que se había dicho, sino la reacción y el malestar del pueblo. Me consta, que ni el Papa ni el cardenal Jaime Ortega sabían qué discurso iba a pronunciar el Arzobispo.” Fidel Castro, consideraciones sobre el Santo Pontífice en los días de duelo oficial por la muerte del Papa Juan Pablo II.

 

 Recuerdos de un cubano que participó el 24 de enero de 1998 en la misa del Papa Juan Pablo II, en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba:

“…lo que yo recuerdo de ese discurso es que cuando el obispo ese empezó a meter su descarguita, el pueblo Revolucionario de Santiago de Cuba, que era las tres cuartas partes de los que estaban en la misa, se marchó de la Plaza Antonio Maceo dejando solos a los católicos, el Papa y a los jerarcas de la Iglesia Católica de Cuba y de un montón de países de América Latina. La cantidad de cristianos que se quedó en la Plaza ese día no lo puedo dar con exactitud. Solo sé que de las sogas de Seguridad que limitaban el acceso del pueblo a donde estaba el papa no quedó nadie. Y no vengas ahora con el cuento de que la G-2 obligó a irse a la gente. Es uno de los ridículos más grandes de la contrarrevolución en Cuba. Fue una estampida gloriosa y nada coordinada, pero general. Reproducen algunos, como tú ahora el discurso del cura, pero no ponen el video de la gente dejando solo al Papa. Raúl que estaba en esa misa por parte del Gobierno, miraba para atrás y se sonreía. La gente no esperó ni que Juan Pablo Segundo coronara a Cachita. Ese día fue cuando nació la frase de Raúl, “Que nadie se equivoque, Santiago sigue siendo Santiago”.”  Edu, colaborador del Blog. La Joven Cuba

 

Texto íntegro de las palabras pronunciadas por el presidente Fidel Castro, en la ceremonia de despedida al Papa Juan Pablo II en su visita a Cuba.

Su Santidad:

Creo que hemos dado un buen ejemplo al mundo: usted, visitando lo que algunos dieron en llamar el último bastión del comunismo; nosotros, recibiendo al jefe religioso a quien quisieron atribuir la responsabilidad de haber destruido el socialismo en Europa. No faltaron los que presagiaban acontecimientos apocalípticos. Algunos, incluso, lo soñaron.

 

Fuentes:

– Periodistas cubanos (María Julia Mayoral, Anett Ríos, José A. de la Osa, Alexis Schlachter y Alberto Núñez). http://www.cubasocialista.cu/texto/fidel050407.htm

– Crónica del viaje de su Santidad Juan Pablo II a Cuba.

– Blog. La Joven Cuba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: