Posteado por: mariana50 | junio 25, 2010

Grupo de Apoyo a la Disidencia Interna

Grupo de Apoyo a la Disidencia Interna

Surge a principios de la década del 90. Forma parte del Instituto para la Democracia en Cuba (IDC), entidad compuesta por 10 organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en Miami y a las cuales el gobierno norteamericano ha destinado un presupuesto millonario para “promover la democracia en Cuba”.

Su director, Frank Hernández Trujillo, tiene vínculos estrechos con figuras de la vida política norteamericana. La misión fundamental del GAD consiste en el abastecimiento financiero y material de los “disidentes”, como instrumento del gobierno de Estados Unidos en la aplicación del llamado Carril II de la Ley Torricelli.

En la actualidad es la organización que mayor abastecimiento material y financiero está suministrando a la contrarrevolución interna, y la que mayor contacto telefónico sostiene con esta, al extremo que también se le asignan fondos por el concepto de llamadas telefónicas.

Sus abastecimientos van dirigidos a cualquier grupúsculo interno, fundamentalmente a familias de expresos “políticos”, masones, miembros de la religión yoruba, etc., dirigidos a fomentar la subversión interna.

Desde 1997 se aprobó un alto presupuesto para el funcionamiento del IDC en el que sus dirigentes reciben salarios fijos.

Como integrante del Instituto para la Democracia en Cuba (IDC), utiliza el espacio radial de esta organización en Radio Miami Internacional.

Poseen un boletín impreso por el IDC, denominado Somos Uno, que por diversas vías tratan de diseminar en el territorio nacional.

Preguntas a Pedro Serrano (Agente “Saúl” de la Seguridad Cubana Infiltrado entre los mercenarios)

 

 ¿El Jefe de la SINA defendió algún grupo en particular?

Al Proyecto “Varela”. Pidió que lo apoyáramos, que tenía un gran respaldo internacional y que lo iba a seguir teniendo. Era la pasarela hacia “la democracia”. Algo así dijo, sin detenerse siquiera en los enormes escollos legales que tiene ese proyecto.

¿Cuáles eran las expectativas de los 10 “disidentes” pinareños con la visita de Cason?

Antes de llegar Cason hablamos de preguntar si se iban a mantener las remesas familiares, los vuelos Miami-Cuba, y si se mantendría el bloqueo o lo levantarían. En particular, queríamos saber cómo se estaba repartiendo el dinero, los famosos 8 099 181 dólares de la USAID de 2002, de los que había llegado bastante poco a la provincia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: