Posteado por: mariana50 | mayo 10, 2010

CARNAVALES DE CUBA. Calendario

Respondiendo a un lector:

Hola,

Acabo de encontrar este blog navegando por internet.
Te escribo desde el Pais Vasco ¿Hay alguna forma de saber cuales son las fechas exactas de los carnavales de las difrerentes ciudades de Cuba este año 2010?Muchas gracias y enhorabuena por el blog

Andoni

 

CARNAVALES DE CUBA. CALENDARIO

No siempre son exactas las fechas  en los carnavales cubanos, pero  a modo de referencia comienzan en cada Provincia así: 

Carnaval de La Habana:  10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas . Las Charangas de Bejucal: 24 diciembre, es una de las más interesantes en la parte occidental de Cuba. En el Pueblo se compite en dos bandos La Ceiba de Plata, el azul, y La Espina de Oro, el rojo. Dichos bandos construyen en secreto la carraoza que los representa.

Carnaval de Villa Clara: 10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas .

Carnaval de Pinar del Río: Desde  el 17 y hasta el 20 de julio, a veces el 10 de agosto.

Carnaval de  Matanzas: 10 de agosto

 Carnaval de Granma: 10 de agosto

Carnaval de Santi Spiritus: 10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas .

Carnaval de Ciego de Ávila: 10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas .

Carnaval de Las Tunas: 10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas .

Carnaval de Holguín: 10  de julio y el 17 de agosto. Animado por  carrozas y comparsas . Romerías de Mayo (Holguín),  desde 3 hasta el 8 de mayo, son muy famosas por el colorido y las fiestas.

Carnaval Santiaguero – Santiago de Cuba :  20 al 27 de julio. Animado por la comparsa  El Tivolí y la  Conga de Los Hoyos.

Carnaval de Palma Soriano : Desde el 16 hasta el 18 de octubre. La tradicional cabalgata es el espectáculo artístico de los carnavales palmeros conformada por la vistosidad de paseos, comparsas, caballitos y congas, incluida la conga de los Ripia’o.

Carnaval de Guantánamo:  Agosto

  

HISTORIA

Las fiestas carnavalescas son abundantes en el territorio nacional cubano; mas, debemos diferenciar a aquellas que conservan carácter tradicional, por ser estas las que motivan el presente trabajo. Los carnavales más populares eran los de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana; sobre todo, el primero, famoso por su alegría y participación colectiva.

En el interior del país (desde las provincias centrales a las orientales) se celebraban por San Juan y San Pedro, Santiago, Santa Ana y Santa Cristina (del 24 de junio al 25 de julio) los fines de semana. En la capital, en cambio, los carnavales se estructuraron en torno a los tres días anteriores al inicio de la cuaresma.

Esta fiesta se ha conocido con distintas denominaciones: antruejo, camestolenda, mascaritas y otras, según el lugar y la época. Tenemos noticia de que en La Habana se efectuaron las carnestolendas desde mucho antes de 1585, pero es de suponer que las recién fundadas villas, cuya economía se desarrollaba lentamente y que ya tenían que atender los gastos que originaba la fiesta del Corpus, no podían dedicar una atención mayor a otra festividad que también llegaba insertada en el calendario católico por la fuerza de la tradición y fue dejada desde sus inicios a la espontaneidad popular

Con menos incidencia nacional existieron y aún sobreviven algunos complejos que, si bien no se consideran fiestas caracterizadas totalmente con las actividades propias del carnaval (comparsas, carrozas y congas), poseen otros elementos análogos que las encasillan dentro de este grupo de divertimiento. Se estiman como populares y tradicionales los llamados «carnavales acuáticos», presentes aún en Caimanera (provincia de Guantánamo) y Morón (Ciego de Ávila). Estas expresiones, como su nombre indica, se desenvuelven en el agua y poseen toda una serie de juegos y competencias que se desarrollan en ella, rasgo que las diferencia de las demás. Se rescataron durante la investigación nacional realizada por las comisiones provinciales del Atlas etnográfico de Cuba y devueltas al disfrute de la población debido a la gran popularidad de que gozaban. En ocasiones, el carnaval toma diversos nombres, hay regiones en que se llaman mamarrachos (Santiago de Cuba), carnaval de las flores (Ciego de Ávila), Montompolo (Guantánamo) y carnavales de San Joaquín (en algunas poblaciones de Granma y Guantánamo); mas, todas conservan elementos similares que permiten identificarlas.

 

A fines del siglo XVII una procesión recorría las calles de los alrededores de la Catedral para celebrar el día de Santiago Apóstol (julio/25), patrono de la ciudad. Con el tiempo las procesiones se extendieron a los días de San Juan (junio/24), San Pedro (junio/29), Santa Cristina (julio/24) y Santa Ana y San Joaquín (julio/26). El aporte africano y franco-haitiano abarca todas las expresiones de la fiesta y se hace notar sensiblemente en la danza, la música, el vestuario y otros de sus elementos plásticos. La incorporación de los mamarrachos (personas fantaseadas con colorido e irregular vestuario) y los enmascarados al final de la procesión, se convertía en una fiesta popular. Luego se incorporaron los cabildos y grupos de parranderos que, acompañados de tamboriles, sonajas, bándolas y chachás, entonaban sus cuartetas y estribillos pegajosos para ambientar la fiesta de los mamarrachos. Esta manifestación popular se convirtió en el embrión de los actuales carnavales santiagueros.

 

De las fiestas populares del San Juan, en la vieja Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, se conservan referencias del año de 1760.

La festividad inicial era en un  ambiente rural, se encendían fogatas y se hacían asaltos a los amigos… y serenatas a los “Juanes”  de la zona… Y cuentan las tradiciones que el anfitrión de la fiesta era el que tenía que preparar el puerco asado en púa, mientras se consumían vinos caseros o españoles…. Se bailaba hasta el amanecer…

En varios poblados de la región central de Cuba, donde los peninsulares clavaron sus tradiciones, las fiestas tienen otras singularidades. En Remedios, Zaza del Medio, Taguasco, Cabaiguán y Morón, le llaman parrandas, mientras los canarios dejaron los changüises, en Guayos.

Durante todo el año los habitantes de esas regiones se las pasan preparando un arsenal de fuegos artificiales, que en los días de la fiesta constituyen el elemento unificador. El fuego ilumina la noche y entre dos bandos contrarios siempre aparece un ganador.

Las improvisaciones ganan protagonismo también en las parrandas y las bebidas y los bailes movilizan el jolgorio después de la confrontación.

La tumba francesa y el changüi hacen gala en Guantánamo (la provincia más oriental de Cuba) y diversas manifestaciones de las ya mencionadas, sobresaliendo el refinamiento de la música y los bailes, son centro en las fiestas de San Juan, que se desarrollan en Puerto Príncipe (la quinta villa fundada por los españoles que hoy lleva por nombre Camagüey) y en Trinidad, en el centro sur, que fuera la tercera villa.

En el caso de Santiago de Cuba el rumbón se distingue entre otros aspectos por la conga. Fundada entre 1902 y 1904 nada más que por el general de las guerras de independencia Guillermón Moncada, la Conga de Los Hoyos (nombre que lleva por el barrio) o Hijos de Cocuyé es la Conga Madre. Con más de un siglo de duración mantiene “los tres ritmos diferentes en tradición: El pilomo que es toque de conga; el manon; y la columbia. La corneta china llegó a Santiago en 1915 y en 1916 se incorporó a esta conga, después se vuelve toque típico de todas las congas santiagueras.”

Como un preámbulo carnavalesco y con su singular toque, esta agrupación realiza la invasión, rememorando la realizada por el Ejército Libertador. Es el momento en el que visita los barrios donde radican las otras congas y que sirve para empezar la fiesta.

Por tradición, las familias siguen a los distintos paseos, bien La Placita, Industria Ligera, Cultura, Los Pinos, Sueño, Tivolí, Heredia y La Kimona, o a las congas Los Hoyos, San Pedrito, Alto Pino, El Guayabito y Paso Franco. Otras centenarias como el Cabildo Carabalí Olugo, Cabildo Carabalí Isuama y La Tahona también tienen su espacio.

Charangas de Bejucal : Fiesta popular tradicional. Una de las más antiguas del país. Tuvo su origen en el pueblo habanero de Bejucal, comenzaba con la misa del Aguinaldo y terminaba con la del Gallo, el 24 de diciembre, se convirtió en algo más para complacencia de sus pobladores que mezclaron en una simbiosis de ritmo multicolor los de los negros lucumíes, congos y carabalíes con los de España para el nacimiento de una tradición que transcendió en el tiempo y que regala hoy un acontecimiento singular.

 

Ver:

http://cubalagrannacion.wordpress.com/2010/01/03/carnavales-cubanos-rompiendo-el-mito-del-canal-chatarra-de-miami/

 

 

About these ads

Responses

  1. Seguro que son dignos de ver


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores

%d personas les gusta esto: